Pasta riso al horno con verduras {Proyecto Inspira}

 

¡Muy buenas! ¿Qué tal estáis? Espero que bien.

Ya estamos en diciembre… parece que fue ayer que volvimos de las vacaciones y ya estamos a nada de cerrar el año… El tiempo no para, desde luego, parece que corre más de prisa cada día, algo que me pone un poco nerviosa, lo reconozco… Tal vez sea por todas las cosas que me quedan por hacer.

Desde hace meses ando ocupada con un proyecto que ha puesto mi vida patas arriba, aunque también ha sacado a flote toda la pasión y dedicación de la que soy capaz. Aunque la web aún no está lista, creo que ya puedo ofreceros un aperitivo de lo que está por llegar. Os quería presentar Proyecto Inspira, un espacio con inspiración y recursos para espíritus creativos y emprendedores. El proyecto está enfocado principalmente en microempresas y autónomos que quieran diseñar una marca personal única e irresistible, o a bloggers que  tengan intención de llevar su blog a otro nivel y necesiten crear una marca personal que los distinga del resto.

También habrá espacio para tutoriales de diseño, fotografía y para fomentar la inspiración creativa en sí. Será un sitio para inspirar y dejarse inspirar. Quiero que os atreváis a soñar, a crear y a echar a volar, si ése es vuestro deseo verdadero.

Por ahora sólo está visible la página de bienvenida, donde podéis inscribiros a la lista de correo, para estar al tanto de todas las novedades. A cambio, recibiréis un pdf que he creado con muchísimo cariño. Es una guía básica sobre la psicología del color y de cómo podemos aplicar algunos de sus principios en la creación de nuestra marca. Espero os guste :)

Esta es la dirección de la web:

http://www.proyectoinspira.com/

 

 


 

Bueno, y ahora vamos a la receta, que en casa nos ha encantado. Viniendo del último libro de Yotam Ottolengui, Plenty More, no podría ser de otra manera. Adoro sus libros, sus recetas… son siempre garantía de éxito, por su uso de las verduras y la irresistible mezcla de hierbas y especias, tan típica de Oriente Medio y que a mí me apasiona.

DSC_0203-Editar

Este plato de pasta al horno es una verdadera delicia. A mí me gusta mucho la pasta riso (una pasta con forma de arroz) y que en Grecia se conoce como orzo. Aquí en Madrid no es fácil de encontrar, al menos en supermercados comunes, pero es posible hacerlo en tiendas más especializadas. La receta es bastante sencilla, lleva berenjena, zanahoria y apio, además de queso mozzarella y parmesano. Y para finalizar, los tomates que adornan la superficie le dan el toque colorido necesario. Esto es comfort food en todo su esplendor y muy, muy recomendable.

DSC_0220-Edita

 

 

Imprimir Receta

 

 

Espero os animéis a probar esta deliciosa pasta. Es la época del año perfecta, con tantos días lluviosos que hemos tenido y el frío que va en aumento. Ya me contaréis qué tal os ha parecido.

Llevo varias semanas comprando tulipanes,  no puedo resistirme a su encanto :) Hace días regresé a casa con más tulipanes y jacintos, uno rosa y otro azul. Adoro los jacintos. Ahora nuestro salón huelen a gloria y yo soy feliz con tanta flor por doquier :)

Que tengáis un estupendo fin de semana. Sed felices.

Ensalada templada de col de bruselas, manzana y nueces caramelizadas {Oda a la manzana, la fruta más versátil}

¡Qué sería de mí sin las manzanas! Desde mi punto de vista, es la fruta más versátil y a la que más saco partido en la cocina. Se presta para todo: para comerla al natural, en postres, pasteles, ensaladas y guisos. La de cosas que podemos hacer con una simple manzana, ¿no pensáis lo mismo?

Estas manzanas son además especiales, fueron recogidas del manzano que plantó mi suegro hace años en el pueblo, que en paz descanse, y que este año ha dado unas manzanas enormes. Esta rica ensalada fue de las primeras cosas que me vino a la cabeza, pero seguiré buscando recetas nuevas para darle salida a las manzanas del abuelo Aureliano.
DSC_0019

La de hoy es una receta muy sencilla, rápida de hacer y con un toque diferente. En casa preparamos coles de bruselas  muy a menudo, pues es una verdura con muchísimas propiedades y que además, nos gusta mucho. Me gustan hervidas, con un poco de aceite, sal y vinagre, o limón. O también rehogadas, con un poco de ajo y a veces, bacon. Sé que tienen mala fama y no todos comparten mi opinión, pero yo os animo a darles una oportunidad, sobre todo si preparáis con ellas algo distinto, como es el caso de esta ensalada.

DSC_0006

La receta de hoy es ideal para esta época del año, ahora que los días se han vuelto más fríos y lluviosos. Es una ensalada ligera, por lo que también podría servir de guarnición. Se me ocurre que con bacon crujiente no quedaría nada mal, como tampoco con poco de queso azul troceado por encima. Probaré esta segunda versión la próxima vez :)

Tened cuidado a la hora de caramelizar las nueces. Reconozco que a mí se me quemaron un poco, de ahí el  color tan oscuro que tienen. Se tuestan enseguida, así que hay que estar muy atentos para que no os pase como a mí. Según la receta, hay que tener las nueces un par de minutos, pero yo creo que con menos tiempo ya vale.  En cualquier caso y a pesar de las nueces algo quemadas, la ensalada quedó muy sabrosa, lo prometo.

 

Imprimir Receta

DSC_0024

Por lo demás, la vida sigue su curso y al menos en mi caso, con una actividad frenética. Estoy muy ilusionada con el nuevo proyecto que tengo entre manos. En unos días os lo presento, pero como adelanto, os puedo decir que no tiene nada que ver con la cocina (¿qué será, qué será?).

Mientras tanto, os deseo una feliz semana. Espero volver por aquí con nueva receta más pronto que tarde. Sed felices :)

Una tarta de chocolate sublime {Bienvenido otoño}

Hoy ha llegado oficialmente el otoño y me cuesta creer que el verano haya llegado a su fin. Por ahora las tardes siguen siendo amables y cálidas, aunque se nota que el tiempo ha cambiado bastante. Pero no sólo el tiempo, también las rutinas y nosotros mismos….

Los baños matutinos en el mar,  los atardeceres en la playa y los juegos de cartas en familia hasta bien entrada la noche son ahora un mero recuerdo. Sin embargo, para mí son los preciados recuerdos de un verano que por muchas razones ha sido muy especial para mí y mi familia.

tarta de chocolate

Sospecho que como para muchos de vosotros, la vuelta a la rutina ha sido dura e implacable. Tanta descompresión no puede ser buena, digo yo ;-) Y aunque el cuerpo se va acostumbrando poco a poco a los nuevos ritmos y exigencias, yo sigo soñando en secreto con la vida sencilla y despreocupada del verano y el carácter sosegado y apacible del día a día estival.

tarta de chocolateSeptiembre es en casa un mes de celebraciones varias: cumpleaños, aniversario de bodas, por nombrar lo más importante. Es un mes que simboliza los nuevos comienzos, por lo que a mí siempre me ha gustado mucho. Un 19 de septiembre de hace 12 años aterricé en Madrid, siguiendo mi intuición y dispuesta a comenzar una nueva vida casi de cero y con más ilusión que otra cosa. Echando la vista atrás, fue una de las mejores decisiones que he tomado en la vida. La intuición casi nunca se equivoca; doy fe de ello.

tarta de chocolate

Y para celebrar el cumpleaños del señor de la casa y nuestro aniversario preparé una tarta de chocolate, por expreso deseo del cumpleañero y de mi hija Maia, que a sus cinco años es una gran amante del chocolate.

Os aseguro que es una tarta extraordinaria: intensa y jugosa. Sublime, sin más.

Si os gusta el chocolate, no dejéis de hacerla. Os la recomiendo.

tarta de chocolate

{Imprimir Receta}

tarta de chocolate

Por último, que tengáis todos una estupenda semana. Prometo volver pronto con recetas y novedades. Estoy ocupada dándole forma a un nuevo proyecto, que me tiene muy ilusionada. Más adelante os daré más detalles, pero por ahora sólo puedo decir que mi intuición tiene mucho que ver también esta vez. De ahí mi silencio todo este tiempo, aunque intentaré publicar semanalmente, pues el otoño es una época maravillosa para la cocina, con productos de temporada que me entusiasman mucho.  Del otoño lo celebro todo, hasta la lluvia y el mal tiempo. Bienvenido sea.

PD: Por cierto, para los que vivan en Madrid y alrededores, no sé si sabéis que este sábado 27 de septiembre abre sus puertas el Mercado de Productores en la plaza del Matadero, el mayor mercado de venta directa en la capital. Es una iniciativa que intenta recuperar el amor por la alimentación tradicional y los productos locales y de temporada. Yo no me lo pienso perder, el sábado por la mañana estaré por allí, sobre todo porque vivo al lado :) ¡Qué suerte la mía!

tarta de chocolate

 

Carbonnade flamande & Albaricoques con queso fresco, pistachos y miel

¡Muy buenas, queridos míos!

Casi tres meses sin publicar….y no sé ni por dónde empezar. Os pido perdón por desaparecer tanto tiempo de la blogosfera. Sé que aquí no hay obligaciones de por medio, pero como compensación os dedico un autorretrato con mi flor preferida y un par de recetas que espero os gusten tanto como a mí.

peonía, autorretrato

A pesar del aparente silencio, estos meses están siendo para mí de lo más intensos. Estoy abonando el terreno para el cambio (léase encajando las piezas del puzzle), ese cambio del que os hablé en mi último post. Dividida entre dos mundos, mi cabeza no para de procesar información y de producir  ideas que brotan a la superficie con cierto desespero y con la esperanza de ser la idea definitiva. Esa gran idea que lo cambia todo y que le aporta un nuevo sentido a toda tu existencia.

Lo siento si me he puesto un poco mística, pero estoy en una etapa de mi vida, en la que la intuición, la armonía y la inspiración están desempeñando un papel clave.

Sé que ya ha llegado el verano y puede que os sorprenda un poco compartiendo la receta de un guiso de carne a estas alturas. Sin embargo, me voy a arriesgar, pues este delicioso plato bien vale la pena el riesgo de que os molestéis un poco conmigo (pero sólo un poquito, eh).

Carbonnade flamande es un guiso de origen belga, o flamenco, para ser exactos, y que se prepara con cerveza belga, de la oscura. Además de la intensidad que la cerveza le aporta al sabor, el aspecto más característico de la carbonnade, es el contraste entre el dulzor de la cebolla caramelizada, el punto ácido del vinagre de cidra y el amargor de la cerveza. Un plato contundente, aunque algo más ligero que el beuf bourguignon (hecho a base de vino), y que os recomiendo sí o sí.

 

Imprimir Receta

Receta Carbonnade

Y para terminar, un postre súper sencillo. Tan fácil de preparar, que no necesita receta alguna. Es más una idea, una inspiración para preparar ricos postres con frutas de temporada.  Las cantidades son al ojo y podéis sustituir los albaricoques por cualquier fruta de hueso, tipo nectarinas, melocotones o ciruelas.

Partir en dos unos cuantos albaricoques. Derretir un poco de mantequilla en una sartén, añadir la fruta y espolvorear con un poco de azúcar. Dejar unos minutos por cada lado hasta que la fruta esté dorada. Servir un poco de queso fresco batido (o yogur) en un cuenco, añadir los albaricoques y terminar con un chorro de miel y pistachos troceados.

Ya está: bueno, bonito y barato ;-) Y lo que es más importante todavía: ¡sano y delicioso!

El tiempo se me escapa entre las manos y el cansancio logra vencerme casi a diario, pero espero volver con otra receta y jugosas noticias más pronto que tarde. Muchas gracias por estar ahí, por leerme, por escribirme. Sabéis lo mucho que eso significa.

Feliz verano, feliz semana y felices vacaciones para los que ya estén disfrutando de ellas :)

 

Bizcocho de chocolate y naranja {Encajando las piezas del puzzle}

¡Muy buenas! ¿Cómo lleváis el recién estrenado mes de abril?

Hoy os traigo un exquisito bizcocho de chocolate y naranja. Lo encontré en un libro que me gusta mucho, Scandilicious Baking, de la noruego-norteamericana Signe Johansen. Tanto su blog como sus dos libros tratan principalmente sobre cocina escandinava. Para un persona como yo, que ha vivido 11 años de su vida en Estocolmo, leer y releer libros como éste es una de las mejores formas de mantener el vínculo con la tradición culinaria escandinava.

Para preparar el bizcocho utilicé una mermelada de naranja muy especial. Nos la regaló Raúl, del estupendo blog El Oso con Botas, en un breve encuentro que tuvimos hace unas semanas aquí en Madrid. Tuvo el maravilloso detalle de regalarnos un bote de mermelada hecha por él  a cada uno de los allí presentes (!!!) Si ya me caía bien antes de conocerlo en persona, con este gesto se ganó todas mis simpatías de una vez.

Tengo que decir que la mermelada está riquísima y como podéis ver, la etiqueta es una monada, ¿a que sí?

¡Muchísimas gracias, querido Raúl!

En cuanto al bizcocho, espero os animéis a prepararlo en casa. Si os gusta la mezcla de chocolate y naranja, ésta es una opción excelente.

 

{Guardar & Imprimir Receta}

En otro orden de cosas, el tiempo vuela…. Ya estamos en abril y dentro de nada, estaremos camino a la playa para disfrutar de una Semana Santa junto al mar. Creo que toda la familia necesita de esos días de relax, haga el tiempo que haga.

Últimamente mi cabeza no para de procesar ideas y proyectar planes de futuro. Estoy segura de que la brisa del mar y el maravilloso run-run de las olas me ayudarán a ver las cosas en perspectiva.  En estos momentos, mi vida se asemeja a un rompecabezas gigante, desordenado y olvidado en una esquina de la habitación desde hace tiempo. Ahora me toca a mí buscar y recolocar las piezas del puzzle, con mimo y mucha paciencia, y hacer que todas encajen a la perfección.  El resultado final de dicho puzzle la dejo para más adelante…. por ahora, todavía ando encajando las piezas ;-)

Bueno, es todo por hoy. No quiero aburriros con tanta metáfora. Que  tengáis una estupenda tarde de miércoles. ¡Sed muy felices, queridos!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.359 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: