Ensalada templada de col de bruselas, manzana y nueces caramelizadas {Oda a la manzana, la fruta más versátil}

¡Qué sería de mí sin las manzanas! Desde mi punto de vista, es la fruta más versátil y a la que más saco partido en la cocina. Se presta para todo: para comerla al natural, en postres, pasteles, ensaladas y guisos. La de cosas que podemos hacer con una simple manzana, ¿no pensáis lo mismo?

Estas manzanas son además especiales, fueron recogidas del manzano que plantó mi suegro hace años en el pueblo, que en paz descanse, y que este año ha dado unas manzanas enormes. Esta rica ensalada fue de las primeras cosas que me vino a la cabeza, pero seguiré buscando recetas nuevas para darle salida a las manzanas del abuelo Aureliano.
DSC_0019

La de hoy es una receta muy sencilla, rápida de hacer y con un toque diferente. En casa preparamos coles de bruselas  muy a menudo, pues es una verdura con muchísimas propiedades y que además, nos gusta mucho. Me gustan hervidas, con un poco de aceite, sal y vinagre, o limón. O también rehogadas, con un poco de ajo y a veces, bacon. Sé que tienen mala fama y no todos comparten mi opinión, pero yo os animo a darles una oportunidad, sobre todo si preparáis con ellas algo distinto, como es el caso de esta ensalada.

DSC_0006

La receta de hoy es ideal para esta época del año, ahora que los días se han vuelto más fríos y lluviosos. Es una ensalada ligera, por lo que también podría servir de guarnición. Se me ocurre que con bacon crujiente no quedaría nada mal, como tampoco con poco de queso azul troceado por encima. Probaré esta segunda versión la próxima vez :)

Tened cuidado a la hora de caramelizar las nueces. Reconozco que a mí se me quemaron un poco, de ahí el  color tan oscuro que tienen. Se tuestan enseguida, así que hay que estar muy atentos para que no os pase como a mí. Según la receta, hay que tener las nueces un par de minutos, pero yo creo que con menos tiempo ya vale.  En cualquier caso y a pesar de las nueces algo quemadas, la ensalada quedó muy sabrosa, lo prometo.

 

Imprimir Receta

DSC_0024

Por lo demás, la vida sigue su curso y al menos en mi caso, con una actividad frenética. Estoy muy ilusionada con el nuevo proyecto que tengo entre manos. En unos días os lo presento, pero como adelanto, os puedo decir que no tiene nada que ver con la cocina (¿qué será, qué será?).

Mientras tanto, os deseo una feliz semana. Espero volver por aquí con nueva receta más pronto que tarde. Sed felices :)

Tian provenzal de verduras {La reina de todas las flores}

De abril a junio soy especialmente feliz. Es la época en la que florecen las peonías, una de mis flores preferidas y para muchos, la reina de todas las flores. Cada primavera espero con ilusión la llegada de los primeros ejemplares a las floristerías del barrio y cuando eso sucede, un sentimiento parecido a la euforia suele invadirme de pies a cabeza, mientras que mi corazoncito no deja de dar saltos de alegría :) Sé qué muchos pensarán que mi entusiasmo “floral” es excesivo, pero qué le voy a hacer si soy una enamorada de las flores… La sensación de bienestar y felicidad que éstas generan en mí es mil veces superior al del chocolate ;-))))

Durante estos dos meses, compro peonías casi todas las semanas. Entre  éstas y los tulipanes a menudo no sé cuál elegir. ¡Si pudiera, me llevaría media floristería a casa! Si es que la primavera es extraordinaria, con tal explosión de aromas y colores…

Esta maravillosa flor, exuberante y delicada a la vez, es el símbolo floral de China, donde se considera presagio de riqueza, prosperidad y felicidad conyugal. Así que ya sabéis, si aún tenéis pendiente pasar por el juzgado o la vicaría, un ramo de peonías es la mejor opción si queréis tener a la buena suerte de vuestro lado :)

Y para festejar que la primavera ha llegado a Suecia (ya era hora), os traigo un maravilloso tian de verduras. De origen provenzal, éste es un plato ligero, en el que verduras de verano como son el tomate, la berenjena y el calabacín tienen el papel estrella. Es un plato que nos hace soñar con las cálidas tardes de verano, el Mediterráneo, la Provenza francesa y sus deliciosos mercados. Todavía recuerdo el sabor de una lechuga que compramos hace unos años en el mercado de Bram, un encantador pueblito junto al Canal du Midi, no muy lejos de la ciudad de Carcasona, en la región de Languedoc-Roussillon. Creo que nunca había comido una lechuga tan rica, todavía hoy me viene a la mente de vez en cuando…..

La receta que os presento está tomada del libro de Béatrice Peltre, del que ya he hablado otras veces, aunque con un par de modificaciones. Opté por añadirle cebolla en vez de tallos de hinojo y un poco de queso Gruyère. Creo que en este tipo de platos, el queso hace verdaderas maravillas. De más está decir que para elaborarlo deberíais escoger verduras de la mejor calidad posible. Mientras más sabor tengan éstas por sí mismas, más rico nos quedará el tian.

Resumiendo, puedo decir que es un plato estupendo. Aunque no es difícil de preparar, sí necesitamos disponer de algo de tiempo para distribuir pacientemente las verduras en el molde. Sin embargo, este pequeño esfuerzo bien vale la pena. Como recompensa, obtendremos un plato sencillo, aunque elegante y vistoso, ideal como guarnición o por qué no, como una cena ligera a base de verduras. Espero lo disfrutéis.

{Guardar & Imprimir Receta}

{In English}

This vegetable tian is a great way of cooking with summer vegetables such as aubergines, zucchini and tomatoes. Beautifully arranged in the dish, the result is a mouth-watering combination of flavors and scents that transports us to the Mediterranean, the south of France and its absolutely charming outdoor markets, offering fresh local produce along with other local products.

Even if I’ve been in France several times, I had never tasted this dish before. I must say, it’s lovely, so light and summery, a true delight :)) I encourage you to try it, whether it be in Southern France or simply at home!

{Save & Print the Recipe}

Por último, muchísimas gracias por vuestros mensajes de felicitación con motivo del segundo aniversario del blog. Cada uno de ellos me ha llegado al alma. Gracias :)))))

También quería agradeceros la buena acogida que ha tenido el sorteo. Son muchos los interesados y eso me reconforta. Ya sabéis que me ha hecho muchísima ilusión organizarlo y espero darle una pequeña alegría a los ganadores. ¡Suerte!

Nos vemos en unos pocos días. Tengo una lista enorme de recetas que ya llevan semanas esperando su turno para ver la luz ;-) Un beso bien grande. Sed felices.

Gribiche de brócoli y patatas {que viva la normalidad}

Muy buenas,

Aquí estoy de vuelta, después de una semana bastante dura, encerrada en casa con los dos peques enfermos. Varios días seguidos sin ver la luz del sol, pues cuando tenía oportunidad de salir de casa, fuera ya había anochecido….

El viernes llegué al límite, pensé que iba a darme un soponcio con tanto encierro involuntario. Soy muy casera y puedo estar un par de días sin salir de casa, y más durante el invierno. Pero de ahí a pasarme toda la semana encerrada hay una gran diferencia…. En fin, que el sábado por la mañana salí a la calle nada más tuve la oportunidad. Bendito aire fresco, bendito frío, bendita luz….

Hoy hubiese querido publicar alguna receta dulce, pero durante estos días no he tenido tiempo para hornear. Prometo compensaros en breve.  Mientras tanto, y siguiendo el mismo espíritu de mi última entrada, os traigo otra receta del libro Super Natural Every Day, de Heidi Swanson.  Después de todos los excesos navideños, lo que más me pide el cuerpo son platos sanos, sencillos y sabrosos, y en los que las verduras sean el ingrediente estrella.  En este caso, el brócoli y las patatas al horno se aderezan con una deliciosa salsa de huevo duro llamada gribiche. 

Puede que éste no sea un plato muy sofisticado, pero os aseguro que la salsa le aporta un toque de lo más singular. Además, es una manera más de preparar el brócoli, esa verdura que no debería faltar jamás en nuestra dieta. Tengo la suerte de que H&M comen tanto brócoli como coliflor, y recetas como ésta ayudan a que les guste aún más. Los dos disfrutaron de lo lindo con su plato de gribiche, y yo estaba más que feliz de verlos comer así de bien, a pesar de la fiebre y el catarro.

Guardar & Imprimir Receta

Es todo por hoy. Feliz semana para cada uno de vosotros. En mi caso presiento que será una semana de  revivir sensaciones y redescubrir pequeños momentos. Esos que hace tan sólo unos días no tenían cabida en mi agenda y que me parecían más lejanos que nunca. Bendita rutina. Qué viva la normalidad y esos pequeños placeres.

Arroz al horno con setas {El tiempo dirá}

Las cosas siempre pueden ir a peor….si el otro día tenía enferma a Maia, ahora también lo está Hugo, así que ahora somos tres en casa, compartiendo más que cariño. Parece que hoy la fiebre comienza a remitir y ciertamente, los chicos se ven más animados. Ya tienen energía incluso para pelearse y discutir por tonterías, algo que ayer era del todo impensable. En fin, como os podéis imaginar, estoy de lo más entretenida y aprovecho el rato de la siesta, bendita sea, para publicar esta entrada.

En días así, además de hacer de mami amorosa y enfermera abnegada, también necesito encontrar un hueco para otro tipo de tareas. Desconectar un rato, aunque sea frente a la pantalla del ordenador, o bajar al súper a hacer la compra en cuanto mi marido aparece por la puerta, hace que conserve mi salud mental…al menos, la que todavía me queda, ja ja…  Imagino que a muchas madres les pasa lo mismo, ¿a que sí?

Por consiguiente, en vez de echarme yo también la siesta, aquí estoy, compartiendo un ratito con todos vosotros. Y por cierto, con muchísimo gusto :-)

La receta de hoy es otra que tenía guardada desde hace semanas. No me gustan las fotos, las hice un día raro en el que no me sentía muy inspirada y nada parecía salirme bien (con excepción de este arroz, eso sí). Sin embargo, no podía dejar de publicarla por culpa de las fotos, pues un plato tan rico no se merece ese tratamiento. Es sano, sabroso y contundente, ideal para una comida invernal de fin de semana. Cada vez que recuerdo su textura cremosa y la costra crujiente que se forma gracias al queso y las setas, me dan ganas de llorar. Cualquier día de estos repito la receta, aunque tal vez incorporando algún ingrediente nuevo, ya veremos…

Este plato lo encontré en el estupendo libro de Heidi Swanson, Super Natural Every Day, que sé que muchos conocen. He hecho algunas recetas suyas, aunque son más las que tengo pendientes. (Creo que voy a crear una base de datos con todas las recetas que tengo dispersas por ahí y que quisiera preparar. Son tantas que he perdido la cuenta desde hace rato y me cuesta horrores la búsqueda de alguna en concreto). 

Hace tiempo ya publiqué su bizcocho de buttermilk y ciruelas, que está bien rico y que por supuesto, también os recomiendo preparar. 

Guardar & Imprimir Receta

Arroz al horno con setas

Tal y como explico en la receta, podemos utilizar arroz salvaje, o bien mezclarlo con otras variedades, como son el arroz marrón y/o integral. Yo lo hice con una mezcla de estos tres arroces, que últimamente consumo mucho y que en mi opinión, es todo un disfrute para el paladar. De más está decir que soy una amante incondicional del arroz en todas sus modalidades. Para mí es un alimento imprescindible en mi dieta. 

Bueno, espero que a partir de hoy  las cosas vayan a mejor…. también cabe la posibilidad de que sea yo la próxima en caer con fiebre, justo antes del fin de semana….

En fin, no voy a adelantarme a los acontecimientos. El tiempo dirá. 

Ratatouille {Plenty, de Yotam Ottolenghi}

Plenty, de Yotam Ottolenghi es un libro que me tiene totalmente fascinada. Esta colección de recetas vegetarianas me enamoró desde el minuto cero con sus deliciosas y coloridas propuestas, por la variedad de ingredientes utilizados, por la mezcla explosiva de sabores y el amor a la buena comida que se respira en todas sus páginas. De este libro quiero hacer cada una de sus recetas, me resultan tan atractivas que cada vez que me siento a hojearlo corro el riesgo de sufrir un ataque de ansiedad de las ganas locas que me entran de preparar esto, aquello y lo de más allá ;-) En serio, es un libro con un factor inspiración altísimo, me parece sencillamente maravilloso de principio a fin. En mi opinión, una lectura obligada y que os recomiendo a todos.

Al igual que el autor, yo tampoco soy vegetariana, aunque adoro las verduras de todo tipo. Son un ingrediente fundamente en nuestra mesa, por lo que siempre agradezco ideas nuevas para preparar sabrosos y saludables platos con verduras.

Esta versión algo diferente de la ratatouille provenzal es una de las primeras recetas que preparé de Plenty. Ottolenghi la llama, la Ratatouille de Tamara, en honor a la chef que le recomendó la receta. Yo había hecho ratatouille varias veces en su versión más clásica, así que cuando vi esta variante con calabaza, judías verdes, chirivía y cilantro, sabía que no podría tardar mucho en probarla. Los puristas se estarán llevando las manos a la cabeza ahora mismo, pero yo creo que de vez en cuando no está nada mal jugar con las recetas y probar versiones más “arriesgadas”.  Me ha resultado curioso el hecho de hornear las verduras al final del proceso. Esto implica algo más de trabajo y un molde más para fregar, aunque creo que dicho esfuerzo extra bien vale la pena.

Me sienta bien poder disfrutar de una comida tan mediterránea como ésta en días de oscuridad y frío. Así, cada cucharada tiene el poder de transportarme al soleado sur de Francia, a sus mercados provenzales y a sus campos de girasol y lavanda mientras fuera el viento arrecia y la lluvia de noviembre no deja de repiquetear en el cristal. Con este tipo de platos, el sol sale en mi cocina siempre, llenándola de luz y calor, al igual que de gratos recuerdos.

Guardar & Imprimir Receta

Por último, quería darle las gracias a todos por vuestras felicitaciones y buenos deseos, tanto aquí en el blog como a través de FB. Con cada mensaje me habéis arrancado una sonrisa, amplia y sincera. Tuve un día de cumpleaños estupendo y puedo decir que recibí mis cuarenta relajada y feliz :)

Una vez más, ¡mil gracias a todos por estar ahí! 

Buen fin de semana, que ya queda poco :)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.359 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: