Carbonnade flamande & Albaricoques con queso fresco, pistachos y miel

¡Muy buenas, queridos míos!

Casi tres meses sin publicar….y no sé ni por dónde empezar. Os pido perdón por desaparecer tanto tiempo de la blogosfera. Sé que aquí no hay obligaciones de por medio, pero como compensación os dedico un autorretrato con mi flor preferida y un par de recetas que espero os gusten tanto como a mí.

peonía, autorretrato

A pesar del aparente silencio, estos meses están siendo para mí de lo más intensos. Estoy abonando el terreno para el cambio (léase encajando las piezas del puzzle), ese cambio del que os hablé en mi último post. Dividida entre dos mundos, mi cabeza no para de procesar información y de producir  ideas que brotan a la superficie con cierto desespero y con la esperanza de ser la idea definitiva. Esa gran idea que lo cambia todo y que le aporta un nuevo sentido a toda tu existencia.

Lo siento si me he puesto un poco mística, pero estoy en una etapa de mi vida, en la que la intuición, la armonía y la inspiración están desempeñando un papel clave.

Sé que ya ha llegado el verano y puede que os sorprenda un poco compartiendo la receta de un guiso de carne a estas alturas. Sin embargo, me voy a arriesgar, pues este delicioso plato bien vale la pena el riesgo de que os molestéis un poco conmigo (pero sólo un poquito, eh).

Carbonnade flamande es un guiso de origen belga, o flamenco, para ser exactos, y que se prepara con cerveza belga, de la oscura. Además de la intensidad que la cerveza le aporta al sabor, el aspecto más característico de la carbonnade, es el contraste entre el dulzor de la cebolla caramelizada, el punto ácido del vinagre de cidra y el amargor de la cerveza. Un plato contundente, aunque algo más ligero que el beuf bourguignon (hecho a base de vino), y que os recomiendo sí o sí.

 

Imprimir Receta

Receta Carbonnade

Y para terminar, un postre súper sencillo. Tan fácil de preparar, que no necesita receta alguna. Es más una idea, una inspiración para preparar ricos postres con frutas de temporada.  Las cantidades son al ojo y podéis sustituir los albaricoques por cualquier fruta de hueso, tipo nectarinas, melocotones o ciruelas.

Partir en dos unos cuantos albaricoques. Derretir un poco de mantequilla en una sartén, añadir la fruta y espolvorear con un poco de azúcar. Dejar unos minutos por cada lado hasta que la fruta esté dorada. Servir un poco de queso fresco batido (o yogur) en un cuenco, añadir los albaricoques y terminar con un chorro de miel y pistachos troceados.

Ya está: bueno, bonito y barato ;-) Y lo que es más importante todavía: ¡sano y delicioso!

El tiempo se me escapa entre las manos y el cansancio logra vencerme casi a diario, pero espero volver con otra receta y jugosas noticias más pronto que tarde. Muchas gracias por estar ahí, por leerme, por escribirme. Sabéis lo mucho que eso significa.

Feliz verano, feliz semana y felices vacaciones para los que ya estén disfrutando de ellas :)

 

Receta: Crumble de chocolate y peras {Un postre reconfortante y sin complicaciones}

¡Buenos días!

Mañana de domingo…. ¡cómo me gustan! Aún no ha amanecido y en la casa reina el silencio. Estos momentos me saben a gloria, no sé si por el café tan rico que me acabo de tomar o por la quietud que inspira los sentidos … o por las dos cosas. Me he levantado bien temprano para aprovechar el día. ¡Son tantas las cosas que tengo pendientes y que nunca llevo a cabo! Este año me he prometido planificarme mejor, ser más eficiente y llevar a cabo unos cuantos cambios.

Crumble de chocolate y peras

CAMBIO es la palabra clave que he escogido para el 2014. Es la palabra que iluminará mi camino y le dará más coherencia a mis actos. Mi vida necesita más de una transformación y tengo que estar lista para recibirlas. Ya os iré contando… Este blog también va a cambiar, quiero renovar su imagen y darle un nuevo enfoque en cuanto a concepto y contenidos. Espero sea para bien, así que vosotros también seréis testigos de estos cambios.

Crumble de chocolate y peras

Hoy os traigo un postre ideal para esta época del año, cálido y reconfortante. Y lo mejor, muy, muy fácil de preparar. Es un postre sin complicaciones, para esas ocasiones en que necesitamos algo rápido y “resultón”. Este crumble de chocolate y peras cumple todos esos requisitos.

Crumble de chocolate y peras

La receta original lleva peras naturales, pero como tenía una lata de peras en conserva a punto de caducar, decidí utilizarlas en lugar de fruta fresca. En este caso reduje bastante la cantidad de azúcar a la hora de dorar las peras en la sartén. Así que si tenéis alguna lata de peras en la despensa, no dudéis en utilizarla para este postre. De esta forma, su elaboración resulta aún más sencilla. No tendréis ni que pelar la fruta.

Crumble de chocolate y peras

{Imprimir Receta}

Receta crumble

Crumble de chocolate y peras

El silencio ha terminado, al igual que mi momento de paz. Desde el estudio, oigo las voces de H&M, que se acaban de despertar y lo hacen llenos de energía, cantando y conversando como cotorras. Así que con vuestro permiso, me voy corriendo a verles. Ahora toca darles los buenos días, disfrutar de sus sonrisas y comérmelos a besos.

Feliz domingo.

PD: Y vosotros, ¿tenéis alguna palabra clave para este año? ¿Una palabra que resuma vuestras intenciones para el 2014? Contadme, me interesa mucho saberlo.

Mousse de chocolate y mascarpone {Resultado del sorteo}

Una vez que la primavera ya se ha afianzado por estas tierras, no se me ocurre un mejor lugar para pasear que el campo o el bosque. No hay sitio que en esta época del año huela mejor ni que pueda alardear de un verde intenso tan bonito e intenso que hasta llega a parecer irreal.

Rebajar el ritmo, alejarnos de la ciudad y disfrutar de la naturaleza es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestro bien. Ayer nos hicimos ese regalo y lo que iba a ser un corto paseo por el bosque se convirtió en una deliciosa jornada al aire libre, que nos sacó más de una sonrisa de satisfacción, nos recargó las pilas y nos dejó de un estupendo buen humor para el resto de la tarde. Una buena forma de terminar el fin de semana.

Con la propuesta de hoy quiero celebrar la primavera y los placeres cotidianos. Que esos pequeños paseos, cafés o rituales no nos falten nunca, pues a pesar de su supuesta insignificancia son capaces de cambiar nuestras vidas o de darle un nuevo sentido.

Esta deliciosa mousse de chocolate con mascarpone es uno de esos pequeños placeres que, si os gusta el chocolate, nunca debería faltar en vuestras vidas. A medias entre mousse y crema, este postre es ideal en más de un aspecto : fácilísimo de preparar, rico al paladar, de textura suave y cremosa y un toque de brandy que le aporta carácter y profundidad. Es difícil resistirse a sus encantos, lo prometo :)

{Guardar & Imprimir Receta}

{Save & Print the Recipe}

Bueno, y como lo prometido es deuda, ha llegado el día de desvelar el nombre de los ganadores del sorteo por el segundo aniversario de DeliciouStories. Han sido muchos los participantes y me hubiese encantado poder repartir más premios. Aquí están los resultados:

1er Premio: María Sánchez Parra

2º Premio: Sheila

¡Muchísimas felicidades a las dos! En estos días me pondré en contacto con vosotras para que me deis vuestra dirección postal. Espero os gusten los regalos y los disfrutéis mucho.

En cuanto al resto, espero no os desaniméis. No será el último sorteo que realice, así que tal vez para la próxima vez haya más suerte :)

Os deseo a todos una estupenda semana, repleta de pequeños y grandes placeres. Sed felices.

Ensalada de quinoa, boniato y pecanas caramelizadas & brownies a los tres chocolates {La primavera en casa}

Buenos días, chic@s:

¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

Yo bien, corriendo todo el día y con la sensación de no llegar a nada…. o a mucho menos de lo que me gustaría. Seguimos con mucho frío y según los pronósticos, seguiremos así hasta finales de mes. En fin, que sólo me queda llenarme de mucha paciencia.

Como la primavera no acaba de desembarcar en Estocolmo, he decidido traerla a casa y disfrutar de los primeros brotes a mis anchas. Adoro las ramas en flor, me causan una sensación de alegría y bienestar difícil de describir.

Para celebrar la llegada del viernes os traigo hoy dos ricas recetas. La primera, una ensalada exquisita, ligera e ideal para mantener la línea. La quinoa es de lo más nutritiva por su alta cantidad de proteínas y por otro lado, la baja cantidad de hidratos de carbono que tiene. Sola no es que tenga un sabor espectacular, pero como guarnición o mezclada en ensaladas es un ingrediente más que agradecido. Yo la consumo muchísimo y os recomiendo hacer lo mismo, vuestra línea os lo agradecerá :-)

La receta de esta ensalada la encontré en un maravilloso blog que descubrí hace poco. Me encanta el trabajo de su creadora, la fotógrafa y estilista Chantelle Grady, que suele colaborar con publicaciones que me gustan muchísimo, como son Kinfolk Magazine, The Simple Things Magazine, Real Living Magazine, entre otras. Os invito a visitar su blog, si es que no lo conocéis.

{Guardar & Imprimir Receta}

El resultado, una ensalada sencilla pero deliciosa. El arándano y las pecanas caramelizadas le dan un punto original muy interesante. Además del perejil, yo le añadí un poco de ensalada mixta para hacerla más fresca todavía y darle una textura más crujiente. Un día de estos repito sin falta :-)

Y bueno, para compensar este primer plato tan sano y ligero, os traigo un pequeño capricho para el postre o la merienda. Un clásico de toda la vida que levanta pasiones entre los amantes del chocolate. Brownie a los tres chocolates, un postre sencillo como pocos y rápido de preparar. Me gustan los brownies con algún detalle especial, como pueden ser los frutos secos, frambuesa, queso fresco o distintos tipos de chocolate, como en este caso. Me queda pendiente probar el brownie con dulce de leche o crema de cacahuete. ¿Los habéis probado?

{Guardar & Imprimir Receta}

Preparar brownies no tiene misterio. Lo más importante es el tiempo de horneado, ya que hay que evitar que éste se haga demasiado. Un brownie seco y muy hecho es de las cosas menos afortunadas que hay, pues además, no tiene mucho remedio ;-)

Espero tengáis un estupendo fin de semana. Para aquellos afortunados que estén ya de vacaciones, pasadlo bien y disfrutad mucho. Nosotros aún tenemos que esperar hasta el viernes para hacer nuestra escapada de Semana Santa, que este año será a Gotland. A ver qué encontramos por allá ;-)

Nos vemos antes para compartir con vosotros alguna receta para esos días. Hasta pronto :-)

Pollo con salsa de almendra y ajo, patatas asadas y naranjas con crema de chocolate blanco {Por el buen camino}

¡Buenos días!

El domingo pasado fue un día tranquilo pero de lo más agradable. Por la mañana dimos un buen paseo a lo largo del lago de más de 4 km. Dicho esfuerzo se vio recompensado  en primer lugar con una parada “técnica” en el café de Vinterviken, la antigua fábrica de dinamita de Alfred Nobel, uno de los sitios con más encanto en la zona donde vivimos. Luego ya en casa, nos dimos un homenaje familiar con una sencilla pero deliciosa comida, que es la que quería compartir con vosotros hoy.

Para preparar este almuerzo me inspiré en una de las últimas entradas de Manger, un blog que me encanta y que os recomiendo, sobre todo si os gusta la comida francesa. Allí di con esta maravillosa salsa de almendra y ajo, que sin lugar a dudas volveré a preparar en el futuro.

En cuanto terminé de leer dicha entrada, tenía claro que no iba a quedarme con ganas de probar esta salsa. Como los caracoles me interesan bien poco (por no decir nada de nada), decidí seguir las recomendaciones de Mimi Thorisson, la autora, y acompañar esta salsa con pechuga de pollo a la plancha y unas patatas asadas que son mi perdición. Un plato sencillo, pero que gracias a esta sabrosa salsa adquiere más personalidad y cierto aire sofisticado. ¡Todo el secreto están en la salsa!

No sé bien si fue por el frío, el cansancio o lo rica que estaba la comida, pero disfrutamos como niños de cada cucharada. Fue todo un éxito.

Y para esos momentos en que necesitamos un postre rápido, sencillo y ligero, os recomiendo esta maravilla invernal: naranjas acompañadas con una rica crema de yogur griego y chocolate blanco. Éste es uno de esos postres que sorprenden por su sencillez, su magnífico sabor y su frescura. Cuando doy con recetas tan fáciles y “resultonas”, siempre me pregunto, no sin un poco de reproche, cómo es que no se me había ocurrido algo así….No puede ser más simple de idear y preparar este postre. Además, es vistoso y de lo más apetecible, ¿no estás de acuerdo?

{Guardar & Imprimir Receta}

Podemos utilizar sólo naranjas o también mezclarlas con pomelos y naranjas sanguinas. Las naranjas que utilicé eran una especie de híbrido entre naranjas sanguinas y las normales, pero estaban deliciosas. Soy una gran amante del pomelo, así que la próxima vez pienso hacer una buena mezcla de cítricos ;-) 

Os deseo a todos un lindo día, celebréis o no San Valentín. La verdad es que no suelo festejarlo mucho, pues no necesito de un día concreto para compartir mi amor. Sin embargo, que haya un día dedicado a San Valentín, a los enamorados o a la gente que queremos tampoco está mal. No le hace daño a nadie.

Yo intento repartir todos los “te quiero” que puedo cada día. Dependiendo de las circunstancias, unos días se me da mejor que otros, pero al menos voy por el buen camino. O al menos lo intento….

El otro día cuando salimos del coche, Maia corrió al lado de su hermano para darle la mano y salir caminando juntos. Entonces Hugo le preguntó a su hermana “¿Maia, tú me quieres?”, a lo cual ella asintió con una gran sonrisa. Agarrados de la mano hicieron el camino a casa. Y yo detrás, feliz y agradecida por tenerlos y con la certeza de que ellos también van por el buen camino.

Feliz día.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.328 seguidores

%d personas les gusta esto: