Últimamente

Una excursión de domingo a Chinchón y flores de primavera. Muchas flores….

Los fines de semana me gusta levantarme temprano y salir a comprar flores después de desayunar. El sábado pasado volví a casa con la bolsa repleta. Fui incapaz de escoger entre los jacintos, los tulipanes y las delicadas francecillas. Así que cargué con todas ellas, paseo de las delicias cuesta abajo, feliz como una niña con zapatos nuevos….y es que a mí las flores me ponen de muy buen humor.

El domingo fuimos de paseo a Chinchón. Llevábamos varios años sin ir y tenía muchas ganas de volver a disfrutar de su maravillosa plaza. No fuimos muy originales y cumplimos con los rituales de rigor: pasear por sus empinadas calles, tomar el aperitivo en la plaza bajo el sol primaveral y montar en burro, algo que si vas con niños, como nosotros, es difícil de evitar ;-) Antes de volver, le compramos a una señora muy graciosa y espabilada una ristra de ajo que según ella, nos debería durar todo el año…. No sé si es verdad, pero da igual. De momento ahí está la ristra de ajo, colgada en la cocina, aunque con la cantidad de ajo que utilizamos en casa, no sé cuánto va a durar.

tulipanes

Mañana viernes volveré con una deliciosa receta para el fin de semana. Algo con fresas, ya que la primavera está a la vuelta de la esquina… Nos vemos y mientras tanto, sed muy felices!

En mi mesa: Hachis Parmentier de Aurélie

Conocí a Aurélie hace unos pocos meses. Desayunamos en Mamá Framboise un lluvioso domingo de noviembre, si mal no recuerdo, junto a la entrañable Rosilet y Tito, que andaban de paso por Madrid. Fue una mañana agradable y cálida, a pesar del frío y la lluvia que caía ese día. El ambiente acogedor de esta pastelería francesa, el café, los ricos pasteles y la animada charla que mantuvimos hicieron que el tiempo corriera veloz y que yo me sintiera como en casa en compañía de gente tan encantadora, a pesar de que era la primera vez que nos encontrábamos. Fue todo un placer conocerlos a los tres :)

Hace un par de semanas me encontré nuevamente con Aurélie. Esta vez también quedamos a desayunar, igualmente un domingo y para no variar, también la lluvia hizo acto de presencia esa mañana. En una cafetería de Santa Engracia, donde las camareras no eran especialmente amables, comimos (ella dulce y yo salado), bebimos (ella té y yo café) y charlamos… charlamos bastante, unas dos horas y media, para ser exactos, y que a mí se me fueron volando. Hablamos de todo un poco y entre otras cosas, le pregunté por su plato favorito. Entonces me confesó que el puré de patatas era el número uno, y terminó hablándome de su abuela, de su magnífico puré de patatas y del hachís parmentier que preparaba.

He hecho platos muy parecidos a éste, en concreto la variante inglesa del mismo, conocida como shepherd’s pie. Esta vez decidí seguir la receta de Aurélie al pie de letra, con la única diferencia de la leche en el puré de patatas (es que siempre le echo mantequilla y leche al puré de patatas). Es un plato sencillo pero extremadamente reconfortante, de esos que gustan a todo el mundo. El pan rallado es todo un acierto. Con esa capa crujiente, es imposible quedar indiferente. ¡Está riquísimo!

{Guardar & Imprimir Receta}

Querida Aurélie, me hizo mucha ilusión preparar el hachis parmentier de tu abuela.  Son platos cargados de recuerdos y emociones, así que para mí tienen un valor especial. Muchas gracias por compartir la receta.

PD: Sólo espero que la próxima vez que quedemos, no llueva y podamos dar un buen paseo, ¿te parece?

Tarta de manzana con azúcar y base de brioche

Buenos días, queridos míos. ¿Qué tal la semana?

Hoy os traigo una tarta de manzana más…. sé que he publicado unas cuantas, pero a mí me resultan irresistibles, lo sabéis. Sin embargo, ésta es una tarta un tanto diferente. Tiene una base tipo brioche, lo cual la convierte en algo parecido a un pan dulce cubierto de manzana caramelizada. Toda una delicia, ideal para los niños que no se atreven con las tartas. Es el caso de Hugo, creo que no ha probado una tarta en la vida, sólo come bizcochos, bollos y cosas así, pero jamás una tarta. De ésta H&M se comieron más de un trozo, doy fe.

Esta tarta la llevamos a casa de unos amigos que nos habían invitado a merendar el domingo pasado. Llevábamos tiempo sin vernos, ellos tienen tres niños pequeños (gemelos de 3 años y otro de 2), por lo que pensamos que mejor traíamos nosotros algo para acompañar el café. Con niños tan pequeños no siempre tienes tiempo de preparar nada. Sólo piensas en descansar y dormir siempre que se pueda.

DSC_8204-2

La tarta fue todo un éxito pues gustó mucho tanto a niños como mayores. Creo que todos repetimos trozo :-)

DSC_8227

La receta la encontré en el último libro de Clotilde Dusoulier, The French Market Cookbook. Clotilde es la editora de Chocolate and Zucchini, uno de los primeros blogs de cocina que comencé a seguir hace años, así que es un “personaje” al que le tengo cierto cariño, digámoslo así… Por aquella época descubrí sin querer el universo de los blogs gastronómicos y sucumbí a su hechizo. Recuerdo  cómo boquiabierta, descubría cada día blogs que me dejaban fascinada, tanto por la variedad de recetas, la presentación de los platos, la fotografía y en algunos casos, las historias personales de sus creadoras. Quedé cautivada y aunque hoy en día mi pasión por los blogs de cocina es más sosegada y ya me sorprendo menos, la inmensa creatividad y talento que inundan la red jamás podrá dejarme indiferente.

{Imprimir & Guardar Receta}

Receta

Bueno, a lo que iba, éste es un libro bastante recomendable. Todas sus recetas son vegetarianas y está inspirado en los maravillosos mercados franceses (oh, ¡qué recuerdos tengo de algunos marchés!), rebosantes de frutas, verduras y productos artesanales imposibles de resistir. El libro está dividido por estaciones, un enfoque que siempre agradezco para poder orientarme mejor con los productos de temporada. Con tanta globalización a veces pierdo la noción de las cosas….

DSC_8242

Hoy Madrid ha amanecido gris y lluvioso…como casi toda la semana. Un día ideal para estar en casa, tomarlo todo con mucha calma, cocinar algo sabroso o hacer una tarta de éstas….Venga, que no os dé pereza. Vuestra familia os lo agradecerá infinitamente.

Buen fin de semana y sed muy felices.

Receta: Crumble de chocolate y peras {Un postre reconfortante y sin complicaciones}

¡Buenos días!

Mañana de domingo…. ¡cómo me gustan! Aún no ha amanecido y en la casa reina el silencio. Estos momentos me saben a gloria, no sé si por el café tan rico que me acabo de tomar o por la quietud que inspira los sentidos … o por las dos cosas. Me he levantado bien temprano para aprovechar el día. ¡Son tantas las cosas que tengo pendientes y que nunca llevo a cabo! Este año me he prometido planificarme mejor, ser más eficiente y llevar a cabo unos cuantos cambios.

Crumble de chocolate y peras

CAMBIO es la palabra clave que he escogido para el 2014. Es la palabra que iluminará mi camino y le dará más coherencia a mis actos. Mi vida necesita más de una transformación y tengo que estar lista para recibirlas. Ya os iré contando… Este blog también va a cambiar, quiero renovar su imagen y darle un nuevo enfoque en cuanto a concepto y contenidos. Espero sea para bien, así que vosotros también seréis testigos de estos cambios.

Crumble de chocolate y peras

Hoy os traigo un postre ideal para esta época del año, cálido y reconfortante. Y lo mejor, muy, muy fácil de preparar. Es un postre sin complicaciones, para esas ocasiones en que necesitamos algo rápido y “resultón”. Este crumble de chocolate y peras cumple todos esos requisitos.

Crumble de chocolate y peras

La receta original lleva peras naturales, pero como tenía una lata de peras en conserva a punto de caducar, decidí utilizarlas en lugar de fruta fresca. En este caso reduje bastante la cantidad de azúcar a la hora de dorar las peras en la sartén. Así que si tenéis alguna lata de peras en la despensa, no dudéis en utilizarla para este postre. De esta forma, su elaboración resulta aún más sencilla. No tendréis ni que pelar la fruta.

Crumble de chocolate y peras

{Imprimir Receta}

Receta crumble

Crumble de chocolate y peras

El silencio ha terminado, al igual que mi momento de paz. Desde el estudio, oigo las voces de H&M, que se acaban de despertar y lo hacen llenos de energía, cantando y conversando como cotorras. Así que con vuestro permiso, me voy corriendo a verles. Ahora toca darles los buenos días, disfrutar de sus sonrisas y comérmelos a besos.

Feliz domingo.

PD: Y vosotros, ¿tenéis alguna palabra clave para este año? ¿Una palabra que resuma vuestras intenciones para el 2014? Contadme, me interesa mucho saberlo.

Ensayo fotográfico: Promesas de primavera

A pesar de que enero aún no ha llegado a su fin, la primavera ha entrado en nuestra casa a borbotones y sin pedir demasiado permiso. Promesas de primavera en forma de cálidos rayos de sol que se cuelan por la ventana al despuntar el día,  mientras juegan con los tulipanes y su reflejo en la pared. El jacinto ha comenzado a abrirse y a desprender su deliciosa fragancia, mientras la amarilis blanca que plantamos hace unas semanas, ya está a punto de florecer y de mostrarle al mundo sus encantos.

Pequeñas promesas de primavera que me emocionan, me enamoran y que convierten un simple rincón en un pequeño paraíso junto a la ventana en pleno invierno. Mi jardín  de invierno, mi paraíso particular.

Feliz domingo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.327 seguidores

%d personas les gusta esto: