Tarta de naranja y almendra {Recuperándome de todo un poco}

¡Buenos días, gente! ¿Qué tal se presenta la semana?

Aquí sigue nevando, con algún parón entremedias, pero ha caído tanta nieve que ya puede no caer ni un triste copo más en lo que queda de invierno. ¡Estamos más que servidos!

Yo he tenido un fin de semana de comer y comer…. Con invitados a cenar en casa viernes y domingo, bufé típico sueco navideño el sábado en un restaurante bien chulo (¡con amigos y sin niños!) y el horno encendido a todas horas. Desde luego, ha sido un fin de semana muy casero y de lo más gastronómico, menos mal que no todos son así ;-) Ahora a ver qué hago con el exceso de bollos y dulces que tengo en casa y de los que debería mantenerme alejada… ¿alguien que quiera venir a tomar un café?

La tarta que hoy es traigo hoy es una de las más ricas que he comido últimamente. Me enamoró con su colorido nada más verla en las páginas de un libro del que ya he hablado mil veces  y que no voy a mencionar nuevamente, y me enamoró aún más e irremediablemente después de haberla probado. Es sencillamente sensacional y con un aroma y sabor a naranja, vainilla y almendra que es difícil quedar indiferente. Ahora que estamos en plena temporada de cítricos, no tenéis excusa para no prepararla. Además de bonita y sabrosa, es fácil de hacer. ¿Necesitáis más argumentos para no correr a la cocina y hacerla ya?

Acompañamos la tarta con nata montada, y aunque no necesita de ningún acompañamiento, el de la nata le sienta de lujo y no puedo dejar de recomendarlo. Imagino que con una crema de mascarpone debería quedar igual de bien y ya que estamos, con un buen helado de vainilla haría las delicias de más de uno.

Guardar & Imprimir Receta

Hoy estoy en casa con Hugo y Maia, que están un poco enfermos. Hemos estado pintando con acuarela y para la tarde toca sesión de manualidades. Para no aburrirme (en caso de que eso fuese posible), estoy escribiendo esta entrada y a la vez haciendo un pan con masa madre que me tiene algo intrigada. A ver qué tal me sale. Toma casi todo el día hacerlo, y no veré el resultado hasta dentro de unas horas. Por ahora no sabría decir si voy por buen camino. Ya os contaré.

Bueno, los peques me reclaman. Os dejo con un trocito de esta tarta y una tacita de la bebida que más os apetezca. Espero os animéis a prepararla. ¡Triunfaréis!

Que tengáis una estupenda semana. ¡Hasta pronto!

Bizcochitos de manzana, canela y sirope de arce {No te dejes guiar por las apariencias}

 “Tenían una pinta un poco “repipi” y pensé que no me iban a gustar demasiado”, me confesó David, mi marido, después de haber probado uno de estos bizcochitos de manzana y darse cuenta de que estaba equivocado. No sé por qué a él le vino a la cabeza el calificativo de “repipi”, a mí me parecen muy monos, y punto. Ah, y también muy ricos, además de suaves y esponjosos. 

Sólo hice seis bizcochitos, así que en unas horas volaron, como era de esperar. Como yo estoy en casa más tiempo que él, me tocó a mí comerme el último trozo, teniendo en cuenta que ese mismo día mi media naranja había tomado uno entero para desayunar. Por la noche, después de cenar, buscó esperanzado la fuente con los dulces y al no encontrar nada, me miró con cara de pena y me preguntó se mi había comido lo que quedaba. No pude hacer otra cosa que asentir y recordarle que sólo había hecho unos pocos. Y como soy un poco mala y hasta medio rencorosa, no pude evitar soltar una tímida pero triunfal sonrisa. Lo sé, pobre chico, pero mira que decir que estos mini bizcochos tienen pinta de repipi….no sé si lo podré olvidar algún día ;-)

Bueno, para resumir os cuento que ésta es una receta más del libro Seasons de Donna Hay, del que ya he hablado en varias ocasiones. La sección de postres otoñales no tiene desperdicio, es una maravilla de principio a fin. Cuando compré este molde sabía que estos bizcochitos serían los indicados para estrenarlo. Están riquísimos y serán todo un éxito si os gusta la mezcla de manzana y canela (¿a quién no?). Me ha encantado el sabor que aporta el sirope de arce. Hasta hace poco, apenas lo utilizaba, pero últimamente se ha convertido en un ingrediente importante en mi cocina :)

Guardar & Imprimir Receta

Hoy, como ayer, hace un día horrible: frío, oscuro e inhóspito a más no poder. Ahora está cayendo una especie de aguanieve, que al llegar la noche con toda seguridad se convertirá  en nieve. Mañana tendremos un despertar blanco impoluto (en ese momento no sabré si reír o llorar).

El invierno ya está aquí y es hora de ir despidiéndonos del otoño. Todo se acaba y ahora tocan tiempos algo más gélidos, pero puede que también más divertidos por eso de la nieve, los paseos por el lago congelado, las pequeñas locuras con en trineo y la ilusión de las fiestas navideñas. Como dicen los suecos, no existe el mal tiempo, sino el mal abrigo. Estoy casi-casi de acuerdo. Además, siempre nos queda la opción del bizcocho y el chocolate caliente para mimar cuerpo y alma en tardes tan tristes como ésta. Feliz semana a todos :)

Tarta de ciruelas y almendra {Remedio para una mañana de lluvia}

Mañana de domingo gris y lluviosa, densas gotas que empañan el cristal y algún que otro transeúnte solitario recorriendo las frías y desiertas calles. De este lado del cristal, pocas ganas de salir al exterior, pero sí muchas de hornear y preparar algo dulce, preferiblemente con frutas de temporada y escandalosamente bueno. Se me ocurren varias opciones, pero al final me decanto por esta maravillosa tarta rústica de ciruelas que vi (una vez más) en el libro Seasons, de Donna Hay.  Siento volver con el mismo libro, pero yo ya os advertí de que me moría de ganas de preparar cada una de sus recetas. Tengo una larga lista de platos en espera, así que por ahora tan sólo estoy cumpliendo con mi palabra ;-)

En cualquier caso, también prometo diversificar. Esta racha de Donna Hay que estoy viviendo en estos momentos no durará para siempre, sobre todo porque entre mis últimas adquisiciones tengo varios libros que también prometen. Libros de cocina escritos por otros autores y que esperan ser descubiertos con el mismo entusiasmo y cariño que le he dedicado a mi chef australiana preferida.

Es época de ciruelas. Al natural no es la fruta que más me gusta, pero en pasteles y postres es de las que más. Aportan un sabor espectacular y un toque ácido muy acertado.  Soy una incondicional de las ciruelas, ¡que lo sepáis! Además, ¿qué me decís de su maravilloso color? Le da vidilla a cualquier postre que se preparare con ellas.

Esta es una tarta bastante sencilla de hacer y que no os dejará indiferentes. Lo prometo :)))

Guardar & Imprimir Receta

Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy.  Ya me contaréis qué os parece. Gracias por estar ahí.

Hasta dentro de unos días. Sed felices cual perdices :)

Cake de calabaza y queso feta {La receta del 15}

¡Hola, chic@s!

Espero hayáis tenido un estupendo fin de semana (para muchos un poco más largo de lo habitual) y que tengáis por delante una semana llena de cosas buenas. Hoy es lunes 15, y como todos los meses, toca la Receta del 15. Yo llevo meses sin participar, aunque no por falta de ganas, sino más bien de tiempo. Cada mes me hago la promesa de hacerlo, pero luego se me pasan los días sin llegar a todo lo que quisiera.

Bueno, y como ya habréis adivinado, este mes la cosa va de calabazas. Sí señor, os traigo una receta más con calabaza. Con tanta receta vais a terminar odiando seriamente  las calabazas o a la dueña de este blog ;-)

La receta de hoy se trata de una especie de cake o bizcocho salado de calabaza y queso feta. He de reconocer que no me quedó muy bonito, pero a pesar  de su aspecto no tan agraciado, os aseguro que está muy rico. En la foto del libro donde vi la receta (aaay, ese fabuloso libro de Donna Hay, ya os he hablado del mismo) éste sale bastante más chulo. Recuerdo que fue  amor a primera vista: nada más verlo, tuve la certeza de que no iba a tardar muchos días en prepararlo. Y así fue.

Éste es un cake ideal para servir de aperitivo o para acompañar un plato de sopa o crema. La mezcla de calabaza y queso feta es formidable, así que si os gusta este tipo de panes os animo a prepararlo.

Guardar & Imprimir Receta

El sábado hizo un día precioso, así que aprovechamos para irnos a las afueras de Estocolmo y dar un paseo por el campo. Estuvimos en Hellasgården, una reserva natural al este de la ciudad. Estuvimos andando gran parte de la mañana y disfrutando del otoño escandinavo. La última vez que estuvimos allí fue a comienzos del verano, todo estaba verde y había mucha gente bañándose y tomando el sol por doquier…. Ahora el paisaje es bien diferente, aunque todavía podemos encontrar algún que otro bañista en paños menores (por no decir sin paño alguno o al natural) sumergiéndose en las gélidas aguas del lago Källtorp entre una y otra visita a la sauna.

Bueno, es todo por hoy. Os deseo un feliz comienzo de semana. Yo seguiré disfrutando de este otoño que tanto me gusta, de su colorido y de esa luz dorada que todo lo envuelve y que llena de gracia el entorno que nos rodea.

¡Hasta pronto!

Tarta de ricotta y peras con miel de vainilla de Donna Hay

                                                                                              {Scroll down for recipe in English}

¡Hola! ¿Qué tal? Espero que hayáis empezado la semana con buen pie ;-)

Hoy traigo otra tarta de frutas para la colección ;-) Ya sabéis que son mi perdición y desde que vi esta tarta en el último número de la revista de Donna Hay, no he dejado de pensar en ella ni un solo momento. La preparé la semana pasada, cuando aún estaba con sinusitis y mi estado general era bastante lamentable. Tendría que haber estado haciendo otras cosas, como dormir o descansar en el sofá y leer…. pero lo que pasa cuando miras demasiadas revistas de cocina y tienes tiempo libre es que te entran unas ganas locas de preparar y degustar todo lo que te encuentras por el camino. Esta tarta es la primera receta que hago de esta edición, pero hay unas cuantas más en la cola, pues este número viene cargado de platos y postres otoñales muy sugerentes y no pienso demorarme demasiado en darles una oportunidad de hacerme feliz ;-)

 En cualquier caso, lo peor no fue hacer la tarta, que es bastante sencilla de preparar, sino tirar las fotos. Por este motivo sólo tengo unas pocas, pues entre mi estado febril, mis dolores de cabeza, la poca luz que hacía esos días y el frío en la terraza (donde hago casi siempre las fotos, al menos por ahora), la sesión de fotos se convirtió en una verdadera tortura. Para colmo, tuve que hacer un parón de más de una hora por culpa de un fuerte aguacero que cayó a media tarde. Casi pierdo la esperanza, pero al menos pude sacar unas pocas fotos aceptables. 

Además, como siempre ando optimizando el tiempo, me dio por preparar otra receta más para el blog, así que la sesión de fotos se convirtió en una sesión de tortura doble (¡quién me habría mandado a complicarme tanto la vida!)

En cuanto a la tarta, estuvo muy a la altura de mis espectativas. El contraste entre el relleno de ricotta (combinado con vainilla, corteza de limón rallada, azúcar y pasas)  y la pasta filo crujiente la hace deliciosa. Además, me gustó mucho el toque de miel de vainilla, que le añade también muchísimo aroma al resultado final.

Así pues, os recomiendo esta receta para las cenas, comidas o meriendas otoñales. No es nada complicada y además,  bastante vistosa. Además, viniendo de Donna Hay, el éxito está asegurado.

 

 Abrir & Imprimir Receta

{In English}

This wonderful ricotta and pear tarte comes from the latest issue of the amazing Donna Hay magazine, a publication I absolutely adore. I particularly liked this issue, so I already have a list of several recipes that are awaiting their turn to make me happy in the kitchen ;-)

In this tarte, I love the combination of textures and flavors and  I highly recommend  it to everybody. It’s quite simple to prepare and the result is really exquisite. Think  soft ricotta and crunchy filo pastry; think vanilla, milk and honey  and put it all together. It has to be good! Besides, coming from Donna Hay, the success is guaranteed.

Open & Print Recipe

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.329 seguidores

%d personas les gusta esto: