Bizcocho de yogur y frutos rojos

El domingo pasado, me levanté con ganas de preparar un bizcocho. Los fines de semana, me gusta pasar tiempo en la cocina, especialmente las mañanas de domingo. Tengo debilidad por la pastelería, y  la posibilidad de comenzar el día hojeando recetas sugerentes me llena de una inmensa alegría. De alguna manera, me transporta a mi infancia, cuando solía observar a mi madre mientras preparaba alguno de sus pasteles. Hornear era como una fiesta, un ritual lleno de amor y comunión, que no por mucho repetir perdía su primitivo encanto. Y aunque ya hace tiempo no soy una niña, no dejo de sentirme profundamente agradecida por las maravillas que se pueden preparar con un poco de harina, mantequilla, huevos, azúcar  y algún que otro ingrediente.

El otro día compré un libro bastante interesante. Como soy una apasionada de Francia, su cultura y gastronomía (bien sûr), cualquier libro que trate sobre la cocina del país galo siempre logra captar mi atención. En este caso, se trata de un libro escrito por el chef francés Yvan Cadiou, publicado hace poco en Suecia y que se titula Modern Fransk Husmankost, algo así como “Cocina tradicional francesa moderna”. Se dice que Yvan Cadiou es la respuesta francesa a Jamie Oliver por su frescura, naturalidad  y ese toque desenfadado que también caracteriza al cocinero inglés. El libro me ha parecido una delicia, y es una pena que por ahora no podamos disfrutar de la obra de Yvan Cadiou en español. ¡Espero que alguna casa editorial española solucione este problema pronto!

He hecho varios bizcochos de frutos rojos, y éste que os presento hoy, es quizás el que más me ha gustado hasta ahora. Yo lo hice con frambuesas y arándanos, pero también se puede hacer con fresas, moras u otro tipo de bayas. Es fácil de hacer, y el resultado, delicioso. De textura esponjosa, combina muy bien la acidez de los frutos rojos con el dulzor de la vainilla. La almendra le da ese toque crujiente, que contraste con la suavidad de la masa…. En fin, os recomiendo este bizcocho de todo corazón: ideal para el café de la mañana o el té a media tarde, para mayores y menores, chicos y chicas :-)

Espero que sea todo un éxito, ya me contaréis. Bon appétit!

Ingredientes:

  • 2  huevos
  • 150 gr de azúcar, preferiblemente moreno
  • 250 gr de yogur griego o turco
  • 1 sobre de levadura química tipo Reyal
  • 1 vaina de vainilla (en su defecto,  1 cdta de extracto de vainilla)
  • 180 gr de harina de trigo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 200 gr de frutos rojos congelados + 1 cda de harina (no es necesario descongelar)
  • 25 gr de almendras fileteadas

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 170 grados C. Engrasar un molde y espolvorearlo con harina o pan rallado.
  2. Batir los huevos con el azúcar, el yogur y el polvo de hornear.
  3. Abrir por la mitad la vaina de vainilla en sentido longitudinal, raspar ligeramente las semillas y echarlas en la mezcla de huevo.
  4. Añadir con cuidado la harina, preferiblemente poco a poco.  Verter a continuación el aceite.
  5. En otro cuenco, mezclar la harina con los frutos rojos.
  6. Verter la mitad de la masa de bizcocho en el molde previamente engrasado, añadir los frutos rojos. Dejar un poco para decorar el bizcocho al final. Echar el resto de la masa y decorar con el resto de los frutos rojos y las almendras fileteadas.
  7. Hornear en el centro del horno unos 50-60 minutos o hasta que esté hecho (probar pinchar con una brocheta; ésta tiene que salir seca).
  8. Una vez fuera, dejar reposar unos minutos antes de desmoldar.