Rigatoni con berenjenas y piñones


Llevaba tiempo queriendo preparar pasta al horno. Una vez tuve la suerte de disfrutar de una pasta con setas al horno que preparó una compañera de trabajo italiana, que nos dejó maravillada a mí y a medio departamento. Desde aquel día, le pedí la receta a V (la chica italiana) en más de una ocasión, pero a pesar de todas mis peticiones, la receta nunca llegó. En honor a la verdad, tengo que reconocer que lo que sí  llegó a mi escritorio unos días después fue un paquete de pasta para preparar dicho plato, por lo que siempre le estaré muy agradecida a mi compañera italiana. Sin embargo,  más que en la materia prima, yo sigo muy interesada en los secretos de elaboración de aquella pasta al horno. A pesar de todo, aún no he perdido la esperanza de hacerme con la receta algún día, y mientras rastreo blogs, libros y revistas en busca de algo parecido, me encuentro con ideas bastante interesantes.

El otro día, vi esta receta de pasta con berenjena y piñones al horno en la web de Martha Stewart y decidí probar suerte. Ayer domingo fue el día elegido para prepararla, ya que después de una semana especialmente agotadora, necesitaba volcarme con un plato que me hiciera vibrar de ilusión y que me reconfortara tanto el alma como cada uno de mis sentidos. Acompañamos la pasta con  vino australiano, y de más está decir que la hora de la comida fue el momento cumbre del día, por lo menos en lo que a temas culinarios respecta. Además, lo mejor de todo es que aún  queda una buena ración para disfrutar hoy lunes, lo cual siempre se agradece, ¿no?   También queda la esperanza de que V me lea algún día de estos y se anime a mandarme su receta de pasta con setas al horno. Mientras tanto, podemos disfrutar de estos deliciosos rigatoni, que por cierto, tampoco están nada mal ;-)


Ingredientes:

  • 2 berenjenas medianas
  • 2 pimientos
  • 3-4 dientes de ajo
  • 300 gr de tomates cherry
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 250 ml de albahaca fresca picada
  • 150-180 gr de parmesano recién rallado
  • 80 gr de piñones
  • 1 lata de tomate entero en su jugo o triturado (unos 400 gr)
  • 250 ml de crema de leche
  • 450-500 gr de pasta tipo rigatoni
  • 250 gr de mozzarella (preferiblemente di buffala)
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 220 grados. Cortar las berenjenas y los pimientos en dados. Cortar los tomates por la mitad a lo largo y colocar las verduras en un molde grande. Triturar por encima 1-2 dientes de ajo. Rociar con aceite, sazonar con sal y pimienta a gusta. Asar las verduras unos 35-45 minutos.
  2. Triturar la albahaca, los piñones, la mitad del parmesano, los dientes de ajo restantes, el tomate y la crema de leche.
  3. Añadir sal y pimienta según se desee.
  4. Cocer la pasta hasta que esté casi lista, justo antes de que esté al dente. Tiene que estar un poco menos hecha que de costumbre, ya que luego la meteremos en el horno. Escurrir la pasta y pasar nuevamente a la cazuela. Una vez allí, revolver bien con las verduras y la salsa. A continuación, pasamos la pasta al molde y echamos por encima la mozzarella y el queso parmesano que habíamos reservado con anterioridad.
  5. Hornear la pasta a 220 grados durante 25-35 minutos.