Ensalada templada de gnocchi y pesto de almendra

La verdad es que hoy no tenía pensado publicar ningún post. Llevo dos semanas con una lumbago bastante fuerte, que me tiene postrada en el sofá día tras día. Sin embargo, al probar la receta de hoy, he cambiado de opinión de forma radical. No podía dejar de compartir con vosotros este plato tan colorido y primaveral. Encontré la receta en una revista de cocina sueca y llevaba días con ganas de prepararla ya que me encantan los gnocchi. Esta ensalada templada fue mi comida de hoy, y ciertamente, la disfruté mucho, a pesar de los dolores de espalda y del día gris con ambiente otoñal que tenemos en Estocolmo. Por unos minutos, olvidé todas mis penas y me imaginé disfrutando de este sencillo plato en un pueblecito perdido del norte de Italia un día soleado de primavera….

De vuelta a la vida real, espero os guste de verdad y que a mí se me quite pronto esta odiosa lumbago.


Ingredientes:

  • 500 gr de gnocchi
  • 150-200 gr de guisantes de vaina (snaps, o también llamados sugar snaps)
  • 200 gr de espárragos trigueros
  • 60-80 gr de albahaca fresca
  • 100 gr de almendra fileteada
  • 1 dl de aceite de oliva
  • 1 dl de agua
  • 3 dl de queso parmesano recién rallado
  • 400 gr de tomates cherry de distintos colores
  • unas hojas de rúcola y espinacas para el final
  • sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Cocinar los gnocchi según se las instrucciones. Una vez listos, escurrir.
  2. En un robot de cocina, triturar la almendra, la albahaca, el queso. Añadir el agua, el aceite, sal y pimienta y mezclar bien.
  3. Cortar los tomates por la mitad.
  4. Cocinar los guisantes en agua ligeramente salada durante 1 min aproximadamente. Al sacarlos, enjuagarlos con agua fría.
  5. Cocinar los espárragos en agua ligeramente salada durante 3 m inutos. Al sacarlos, los enjuagamos también con agua fría. Cortar el espárrago en trozos más pequeños.
  6. Para finalizar, mezclamos bien el pesto de almendra con los gnocchi. A continuación, añadimos el resto de los ingredientes y lo calentamos todo un poco en una sartén grande. Por último, añadimos unas hojas de rúcola y/o espinacas frescas. Servir los gnocchi templados.