Crumble de ruibarbo y fresas

Este fin de semana hice un crumble de ruibarbo y fresas que me gustaría mucho compartir con vosotros. Sé que no es fácil encontrar ruibarbo en España, lo cual es una pena. Yo lo conocí aquí hace años ya, y es una  fruta ideal para pasteles, mermeladas y compotas. En el norte de Europa se utiliza mucho, y como estamos en plena temporada no quería dejar pasar la oportunidad de traeros este delicioso pastel de frutas. 

Reconozco que me encantan los crumble. Son pasteles de fruta, en los que éstas se recubren con un masa de harina, mantequilla y azúcar. Al no tener tanta masa, suelen ser bastante ligeros, aunque también es verdad que llevan mantequilla, así que tampoco es apto para los que estén a régimen :-( En cualquier caso, la posibilidad de mezclar frutas de temporada con una cobertura sabrosa y crujiente me parece una idea fabulosa. ¿No os parece? La cobertura de este pastel lleva también coco rallado, una buenísima idea de la sueca Leila Lindholm, autora del libro A piece of cake, de quien he adaptado esta rica receta. 

Si no tenéis ruibarbo a mano, podéis hacer este pastel con otro tipo de frutas, o incluso sólo con fresas. Por ejemplo, hace tiempo que quiero probar hacerlo con moras y nectarinas, creo que con esa mezcla tiene que estar riquísimo. Ya os contaré ;-)

De este pastel en concreto me gusta su extraordinario sabor, intenso y delicado a la vez. No es nada pesado, ni empalagoso y además, muy jugoso y huele divinamente. Aunque os resulte un poco raro, no dejéis de añadir el jengibre, pues éste y las fresas son muy buenos compañeros.

Podemos servir este delicioso crumble con nata montada o algún tipo de crema de vainilla, como la crema inglesa. O también con helado de vainilla,  cómo no, si es que ya casi estamos en verano ….  Espero os guste :)

Examinar & Imprimir Receta