Brownies con queso ricotta

Hola a tod@s!!! ¿Qué tal? Espero que bien, disfrutando ya de la estación más cálida del año, de largas tardes en la piscina o junto al mar (qué envidia), del sofocante calor a media tarde, de cenas en la terraza, del tinto de verano, del gazpacho y la ensaladilla rusa (que por cierto, en Rusia se hace de otra manera, otro día os traeré la verdadera ensalada rusa)….

Aquí el verano parece que se olvidó de nosotros, pues llevamos unos cuantos días que más bien nos hacen recordar el otoño, con lluvia y temperaturas por debajo de los 20 grados :-( Por otro lado, en unos días partiré a España, donde podré disfrutar del verano en todo su esplendor… para bien y para mal, pues al final siempre termino quejándome del excesivo calor ibérico…. quién diría que nací en el trópico!!!

Sin embargo, antes de irme a España podré disfrutar una vez más del Midsommar sueco, la fiesta que celebra el solsticio de verano  y que después de las Navidades, es la fiesta más popular y querida en todo el país… Ya os contaré un poco más durante la semana, pues este año el día de Midsommar cae el sábado 25, aunque las celebraciones comienzan ya el viernes, el día de la víspera.

Bueno, y en cuanto a la entrada de hoy, siento mucho volver con una receta dulce después del pastel de ruibarbo y fresa pasado. Me hubiese gustado publicar algo salado, pero se me ha dado así, qué le vamos a hacer, aunque prometo publicar algo rico y salado la próxima vez… lo juro!!!

La de hoy es una receta de brownies que cuando la vi en el libro Home Bake, de Eric Lanlard, me llamó muchísimo la atención por su aspecto. Enseguida me entraron ganas de hacer estos brownies tan monos… Dicho y hecho :-) El libro lo compré hace apenas una semana y ya hoy os presento el resultado ;-)

Me ha encantado la idea de utilizar queso fresco en la receta. Le da un toque ácido muy afortunado. Esta vez utilicé ricotta, pues es lo que tenía a mano, pero la próxima vez, usaré queso mascarpone, que me gusta muchísimo. Así que si alguno de vosotros se anima a preparar estos brownies con mascarpone, me encantaría saber qué os han parecido…

Un consejo para los que nunca han hecho brownies: al sacar el bizcocho del horno, puede que notemos que está menos estable o líquido en el centro y más hecho por los bordes. Es la consistencia correcta, pues de esta manera los brownies nos quedarán suaves y jugosos, y no secos. Y para los que estén interesados en los blondies, el primo hermano de los brownies, os invito a leer este post que publiqué hace un tiempo atrás. Espero os gusten tanto los blondies como los brownies con queso fresco de hoy.

Examinar & Imprimir Receta