Crema de calabaza y queso Roquefort

¡Muy buenas!

Hoy tenía en mente publicar otra receta, pero he de reconocer que esta crema que preparé ayer me entusiasmó tanto, que rápidamente cambié mis planes de publicación para la semana. No quería esperar ni un día más para compartir con vosotros esta crema de calabaza, una de las cremas más ricas que he probado últimamente.

Soy muy de sopas y cremas, a pesar de que hasta ahora no haya publicado ni una en mi blog, algo que me resulta sorprendente. Pero bueno, aquí estoy con mi primera crema para dks y espero no defraudar. Lo bueno se hace esperar, dice el dicho, y muchas cremas he tenido que hacer para encontrarme con esta maravilla ;-) Advierto que volveré con más sopas y cremas, pues hace unos días compré un pequeño pero fabuloso librito, dedicado a sopas, salsas y panes que espero haga las delicias de toda la familia durante la temporada de otoño e invierno que se acerca. Es una pena que esté publicado solamente en sueco, pero se lo recomiendo a todos mis lectores de Suecia: Soppor, Bröd & Röror, escrito por las hermanas Lina y Monica Eisenman. Una verdadera joyita, lleno recetas e ideas que reconfortan cuerpo y espíritu. He adaptado un poco la receta original al añadirle las patatas y cambiar el puerro por la cebolla. 

Para preparar la crema utilicé butternut squash, una variedad de calabaza, más pequeña y alargada que la calabaza “normal” (léase la grande y redonda, la  que asociamos a Cenicienta y Halloween) y que no sé bien qué nombre recibe en español. He estado mirando un poco en internet y según qué país de Latinoamérica sea, la llaman simplemente calabaza o con un nombre diferente en cada país: calabaza, zapallo, calabacera, etc. Así que estoy hecha un lío… Para mí esto es una variedad de la calabaza, y es muy parecida en sabor a la grande. En los países anglosajones se hace distinción entre todas las variedades y cada una tiene su nombre propio y particular ;-) En cualquier caso, según infojardin.com el butternut squash es una de las tantas variedades de calabaza.

Abrir & Imprimir Receta

Disfruté mucho con mi plato de crema. Contundente y con pleno equilibrio entre sus tres sabores dominantes: la dulzura de la calabaza, el carácter y fortaleza del Roquefort y el toque salado del bacon. Era plato único, que acompañé con un rico pan rústico de semillas. Fue todo y no podría pedir más, era más que suficiente para una comida en solitario ;-)

Espero os guste :)