Strudel de manzana

Holaaaa!

Hoy os traigo una receta muy rica. Porque sí, porque ya era hora, después de tanta verdura y ensalada (que por cierto, no me malinterpretéis, me encantan). Pero un poco de dulce nunca viene mal, sobre todo cuando no es un postre muy calórico, como es el caso de este strudel de manzana, o Apfelstrudel ;-)

El Apfelstrudel es un plato típico de Austria, Alemania y Hungría. Fue desarrollado por la cocina vienesa, aunque gracias a su popularidad se extendió con rapidez a todos los países del Imperio Astrohúngaro. Sin embargo, sus orígenes se remontan a las cocinas turcas, bizantina y armenias ya que una buena parte del centro y sur de Europa (desde Austria a los Balcanes, pasando por el sur de Rusia y Ucrania) formaron parte del Imprerio Otomano hasta principios del siglo XX.

El strudel no sólo se elabora con manzana. También se hace con requesón, una receta que también me gusta mucho, y con frutos secos variados, versión que no he tenido el gusto de probar todavía. Por lo demás, nuestra imaginación será la que ponga límites a la hora de preparar un strudel con sello propio y del relleno que más nos plazca, sea éste dulce o salado.

La masa strudel es muy parecida a la pasta filo y a  la yufka, ambas de uso muy extendido en Oriente Medio, el Magreb, Turquía y los Balcanes. Con la yufka se elaboran platos tan deliciosos como la baklava (qué pena que sean unas bombas calóricas en miniatura) y el burek, el gözleme, empanadas típicas de la cocina turca. Con esta masa también se preparan las empanadas griegas, que pueden venir con una gran variedad de rellenos: la sapanakópita, la kreatópita, la tirópita, la milópita, entre otras. Todas igual de deliciosas :)

Y bueno, para rematar ya esta mini clase de historia, quería añadir que el strudel es también un plato típico de la cocina judía del centro de Europa. Según he podido leer, el strudel, por su forma, simboliza el rollo de la Toráh, el libro sagrado del judaísmo. Interesante, ¿verdad?

Es posible preparar la masa strudel en casa, aunque yo opté por la variante más fácil, la de utilizar pasta filo ya comprada. También he visto recetas en las que se utiliza masa de hojladre, la cual hay que estirar bien hasta que quede bien fina. A los que le interese hacer la masa strudel en casa, les dejo este enlace. Ya me contaréis si os vas a animar a prepararla ;-)

Ésta no es la receta más típica de strudel de manzana. De hecho, por eso me llamó la atención y por eso decidí probarla, ya que nunca lo había comido de esta manera. Normalmente, la manzana va troceada en daditos, mientras que en esta receta, incorporamos la manzana rallada y además, un poco de mermelada de frambuesa. Me encantó este detalle, le da más color al relleno, algo de dulzor y un toque ácido muy sugerente.

Guardar & Imprimir Receta 

Si usamos la masa ya comprada, es un postre rápido y fácil de hacer. Pero además, según la receta, se puede congelar perfectamente una vez listo. Es un detalle que siempre viene bien, ¿no os parece?

Os aseguro que hemos disfrutado muchísimo con este strudel de manzana. Fue un exitazo tremendo! Además, es un postre ideal ya que es dulce, aunque no lleva nada de azúcar en el relleno. Como veréis en la receta, sólo tiene manzanas, un poco de mermelada, frutos secos y canela. Con toda seguridad lo haré muchas más veces pues es de los más ricos que he comido nunca. Espero lo preparéis en casa y lo disfrutéis tanto como nosotros.

Feliz semana a todos! Hasta pronto o auf Wiedersehen!!