Gàteau au yaourt {o un bizcocho de yogur para una madre impaciente}

He tenido una semana difícil, así que no sé si voy a tener la inspiración necesaria para escribir unas líneas que valgan la pena. He estado toda la semana encerrada, con los dos peques enfermos y a punto de subirme por las paredes o de tirarme por el balcón ;-) A pesar de estar malitos, H&M encuentran fuerzas y energías para pelearse por un libro o tirarse de los pelos por el mismo juguete. Es algo ilógico e incomprensible y cuando soy testigo de estas escenas, me doy cuenta de lo pequeños que son y de lo mucho que tienen que aprender todavía. Aprender a obedecer (sin ser sumisos), a ceder, a compartir, a controlar esos ataques de ira irracionales. Y por otro lado a mí, como madre, me toca aprender a tener más paciencia, a multiplicarla y sacarla de donde no hay, porque la santa paciencia hace que mantenga el equilibrio,  que no pierda el norte y que no me desplome cuesta abajo por esa montaña rusa emocional que a menudo está asociada al hecho de ser padres.

No os voy a mentir, no soy demasiado paciente. Ya me gustaría. Desde que soy madre ser paciente es un ejercicio que tengo que practicar a diario. A veces se me da mejor, y otras, peor. Hoy mis hijos han sido especialmente díscolos, pero yo no he sido muy paciente. Para limar asperezas y reconciliarme con mis hijos y con el mundo, decidí prepararles este sencillo bizcocho. Tenía que ser algo simple, sin rellenos ni cosas “raras”, pues a ninguno de los dos les gusta encontrarse con frutas o tropezones en el bizcocho (esto es algo que también espero que aprendan). Entonces me vino a la mente este bizcocho de yogur. Es simple, sí, pero también sabroso, suave y esponjoso. Una verdadera delicia, un clásico que nunca falla.

Una vez que H&M se fueron a dormir su siesta, me dispuse a hacer las fotos del bizcocho, con el alma rota y la autoestima de madre hecha añicos. Afuera empezaba a nevar con fuerza, pero sin viento. Me encanta cuando nieva así, me parece algo mágico. Sin embargo, a la vez lucía el sol y el cielo seguía de color azul, tal y como cuando amaneció. La mañana había llegado a su fin, y la tarde empezaba de forma plácida y apacible, con aquella nevada y una luz preciosa. Viendo la nieve caer, imaginé cómo cada copo se  llevaba consigo gran parte de mis pesares y frustraciones.  Entonces me sentí tranquila y en paz.

Poco a poco mis penas se fueron disipando, no sé si por la nieve o por el efecto terapéutico de las fotos y la creatividad positiva que éstas generan. Sólo sé que mis hijos durmieron una siesta de tres horas y al despertar, estuvimos tirados un buen rato en el sofá, abrazados los tres y felices…. como tres perdices ;-)

Para merendar, nos esperaba el bizcocho de yogur, que Maia devoró con más ganas que nadie. Es golosa, en eso nos parecemos bastante ;-)

Lo curioso de este bizcocho, que seguramente muchos ya conocen, es que para medir las cantidades, se utiliza un vasito de yogur, de los de 125 gr.

Guardar & Imprimir Receta

La semana va llegando a su fin, pero lo mejor está aún por llegar. En nuestra familia, el domingo será un día especial, pues H&M cumplen tres años. El tiempo pasa, ya se sabe, pero la mejor evidencia de ello la encontramos en los niños y en la rapidez con que crecen. Espero que mis peques sigan creciendo y aprendan todo eso que aún les queda: a obedecer, a ceder, a compartir y a ser pacientes, al menos más que su mami ;-)

Feliz fin de semana!!!

Anuncios

49 thoughts

  1. Yo no tengo peques, pero recuerdo que mi hermana y yo no -tan- eramos traviesas…pero si bastante “imaginativas” a la hora de crear teatros por casa, ir y venir con las cosas de mi Madre sin consideración :O….me encanta lo que compartes porque nosotros las percibimos tan calmadas, serenas cuando somos pequeños….y no imaginamos la paciencia y amor que realmente han de tener con los peques. Tu bizcocho es una delicia, sencilla y maravillosa para serenar y disfrutar de tus fotografías y tus sabores. Espero que ya estén bien recuperaditos y haciendo sonreír a su mami ;)

    Un abrazo Elena!

  2. Hoy no te felicito por tu blog, ni por el texto, ni por las fotos, ni por la receta, que todo ello lo merece … hoy te felicito por ser una mami estupenda para H&M, la mejor!
    Gracias, DAVID/

  3. Elena, sólo hace falta conocerte un poquito para darse cuenta de que eres una mamá increíble!!!. Esta misma mañana, a primera hora y recién levantados, Jorge sacó lo peor de mí, te lo aseguro…. pero ya en el metro tuve tiempo de pensar que aunque para nada soy la madre perfecta, intento que mi imperfección sea lo mejor para mi pequeño trasto. Si después de ésto hubiera tenido que cocinar un bizcocho…. todavía estararía quemándose en el horno!!! Asi que enhorabuena por tu receta (son las 12.00 de la noche y se me abre el apetito al ver las fotos) pero sobretodo, enhorabuena porque eres la mejor mamá que H&M podrían tener!!!
    P.D. Ya estoy deseando ver las fotos del domingo….

  4. Ay los hijos… mi peque es muy tranquilo, esa es la verdad, muy complaciente, se comporta de modo muy adulto, y no tiene aún seis años. Pero también es cierto que no tiene hermanos.
    Mi hermana y yo nos matábamos directamente!!
    Y cuando la paciencia falla, en mi caso demasiado a menudo, me siento fatal después de haberlo reñido. Qué complicado es todo…
    Pero este bizcocho es un quitapenas, pocos hay más ricos!!

  5. Hola Lena, muchas gracias por compartir este post además de ser una delicia, me gusto mucho lo que escribiste.
    No tengo las palabras para expresarte lo que sentí, pero fue lindo, por otra parte yo no tengo hijos sólo sobrinos y pequeños así que se de que estas hablando pero te comprendo.
    Haré el pan y te contaré que tal me quedó !!
    besos
    alicia

  6. Un post precioso, Elena. Creo que el hecho de haberles hecho un bizcocho dice mucho de tí.
    Y paciencia, lo que se dice paciencia, creo que a todos en algún momento se nos acaba.
    Lo importante es que se generen momentos como el tuyo con los niños en el sofa, para que
    se le recarguen a una las pilas.
    Besos.

  7. Hola Elena querida! Esto de la maternidad, qué difícil es, verdad! Una auténtica montaña rusa… Y es que educar a un hijo no es coser y cantar!… Ya sabes que mi jamona, de vez en cuando, se me pone rebelde y consigue hacer que me convierta en Mrs. Hyde para acabar ahogándome en un mar de lágrimas… pero estos momentos , por fortuna, son pocos y los que de verdad cuentan, los que quedan en nuestra memoria, son los del sofa con tus hijos acurrucados en tus costados y mirándote con devoción. En fin, reina, que la tormenta pasó, que H&M la capearon y que tu, la mejor mama que pudiera tener, la atravesó hasta llegar a aguas mansas. Y con la recompensa de un rico bizcocho!
    Qué emoción que ya cumplen 3 añitos! El tiempo vuela, verdad?… Yo miro a Margui, a punto de cumplir 5, y me da vértigo darme cuenta de que ya es toda una niña… ¿cuándo creció tanto?
    Muchos besos, y… ¡ARRIBA LAS MAMAS TORERAS!

  8. Elena me he encantado tu entrada. Me he visto reflejada hace años…. Mi hija tiene ya 21 añitos y para tu tranquilidad te puedo decir que todo pasa…

    La receta un clasico, que efectivamente nunca falla. Pero las fotos, como siempre una maravilla. Delicadas y muy inspiradoras. Chapeau.

    Bss

    Virginia

  9. Hola Elena, yo me he reido mucho con este post porque me he visto muy identificada contigo. No te sientas mal xq ellos consiguen ponernos en el límite de la paciencia siempre y si además se junta estar un poco cansados o tener que hacer algo que no te dejan, entonces ya se lio una buena.
    Felicidades por el texto, las fotos y esas recetas que me gustan tanto de imprimir en ese formato tan especial.
    Un beso fuerte y animo
    Monica

  10. Ay Elena! así nos sentimos todas: que nos falta paciencia y constancia pero chica, no somos de hojalata y esa “materna-humanoide imperfección” es genial que la aprendan desde chicos. Que te adoren con tu genio y genialidad al natural y lo más importante: que te cojan la medida:-) Yo me he dado cuenta que Lucas es más dócil cuando hace buen tiempo. Pasamos mucho tiempo fuera de casa, corremos mucho por el camino del río o por el bosque que hay detrás de casa y así, al llegar a casa, a la hora de entendernos y cumplir con las rutinas, es más fácil. En la temporada de nieve, ambos perdemos más los nervios. En la casa de abajo viven una pareja de jubilados. Él ha estado 3 semanas en el hospital y ahora, de vuelta a casa, le pido a Lucas que no corra y que tenga cuidado de no hacer ruido… no funciona, claro. Cuando le recrimino, suelo subir la voz y me recrimina él “Maaaaamá! eso no es de gente amable!” -ves? está lección ya la tiene bien aprendida-. Y me toca sentarme a su lado, pedir disculpas y explicarle que perdí los nervios… qué hemos adelantado con esto? pues que cuando el se enfada y chilla me dice “mami, perdona, es que estoy “cansada” y perdí los nervios”… Ayyy ese Español!!!!

    Tu bizcocho es la mejor terapia para estas semanas de horror:-) feliz fin de semana (si H&M te lo permiten;-)
    Besos

  11. Ay Elena, no sabes como te entiendo…… Yo tengo cinco hijos, a los que quiero con locura, pero hay momentos en que uffff… Pero luego todo pasa, y la verdad es que no podría vivir sin ellos. Estoy convencida de que eres toda una madraza, no hay más que ver el bizcocho que les preparaste para la merienda, que ricooooo!!! Y las fotos, preciosas ;)
    Que disfrutéis mucho este fin de semana con el cumple de H&M!!!!
    Besos
    The English Company blog

  12. si te digo la verdad yo tampoco soy paciente, mi hija ya es más mayor pero a veces sigo perdiendo la paciencia con ella. HAce dos días tb. le preparé un bizcocho que tengo apunto de publicas que casualidad. Tiene una pinta estupenda.

    Seguro que después te los comes a besos, a que sí?

    Buen fin de semana,

  13. Son cosas de niños, se pelean hasta para jugar juntos, yo creo que es una manera de tenernos encima y pendientes de ellos, yo suelo tolerarlo bastante bien pero su padre… Dales un besote de mi parte, ya nos contarás que tal fue todo :)

  14. Elena, cómo te comprendo. Yo también debería aprender a ser más paciente con ellos, pero con la casa, el trabajo y todo lo demás, a veces es imposible.
    Ármate de paciencia por que yo tengo uno con 6 y otra con 14 y siguen peleándose todo el día….. si es que no paran, dios mio.
    Yo aprovecho mucho esta receta de bizcocho para entretener al peque cuando no sabe que hacer. Le pongo su gorro de cocinero y lo hacemos entre los dos… Un rato que disfruto de él sin peleas.
    Besos, guapa y abrígate mucho.

  15. Solotre puedo decir que tengas paciencia , ellos están aprendiendo a convivir, y nada mejor que les pasen esas cosas en casa. Las peleas sonsas son lo más normal en los niños y forman parte de su crecimiento, y alli aparecemos nosotros para ponerles los límites para que no llegue a mayores. Que bueno que te hayas podido relajar y disfrutar.
    De chica yo hacía uno con queso que era también con las medidas del pote. Me imagino la suavidad de tu budín y se me hace agua la boca.
    Cariños

  16. Menos mal que no estabas inspirada Elena, que si no….

    Tu entrada de hoy es de las más emotivas que has escrito en mucho tiempo. No hay nada como el sentir de madre y abrir nuestros corazones a los demás para que las palabras fluyan sin control.

    Tus hijos son muy pequeños todavía, casi casi bebés. Es importante ser paciente pero firme y ofrecerles unas pautas de comportamiento bien delimitadas entre la que se sientan seguros. Poco a poco irán aprendiendo.

    Tienen una madre maravillosa como ejemplo a seguir así que las cosas sólo pueden ir a bien. Ya lo verás.

    El bizcocho, un clásico. El primero que yo aprendí a hacer y que mis hijos disfrutan, ahora, preparando. Rico rico rico.

    Besos mil !!!

  17. Te entiendo y eso que yo solo tengo un hijo que ahora tiene 10 años. Pero si que pierdes la paciencia cuando se ponen nerviosos y eso que el mio era tranquilo y creo que la mala conciencia la sufrimos todas (yo también porque tampoco soy paciente pero es por la vida que llevamos). Ahora tengo que enfrentarme a otras cosas de otra edad que también en algunas ocasiones son dificiles pero poco a poco, es mejor no replantearselo y hacer las cosas como vienen.
    El bizcocho una pinta estupenda, yo tengo la misma receta pero no le añado sal, siempre es un buen recurso del que hechar mano.
    Un besito
    Reme

  18. Bendita panciencia… a veces nos sentimos culpables por perderla, pero también somos humanas, por lo que no te sientas mal, por ahí hemos pasado todas (y seguiremos pasando) hay días en los que te gustaría salir corriendo? Pues bienvenida a la maternidad. También tiene sus recompensas, como muy bien sabrás.

    Es un bizcocho ideal para disfrutar con los peques, sencillo y rico.

    Besos

  19. Siempre, siempre escribes textos inspirados, porque te sale del alma, quieras o no quieras ;). Siento mucho que hayáis tenido una semana dificililla, espero que toda la familia esté bien sana pronto y no os toquen más enfermedades hasta dentro de muuuuucho.
    Lo de tener paciencia es algo que a mi también me hace falta, y cuando veo a las madres recientes de mi entorno cómo están aprendiendo a ser pacientes y constantes con sus peques, me ha hecho plantearme lo que me falta por aprender a mí. Y ahora te tengo a ti también como ejemplo a seguir :)
    Un bizcocho sencillo siempre es una buena cura para muchos males! Sin complicarse la vida, un simple pero fantástico cake casero, y a disfrutar.

    Un abrazo

  20. Creo que no existe una madre, por muy paciente que sea, a la que sus hijos no hayan conseguido sacarla de sus casillas alguna vez, y la verdad es que luego nos sentimos fatal cuando seguramente no hemos tenido culpa de nada…Pero bueno, todo se arregla con un buen bizcocho y unos mimos.
    Un besico.

  21. Suerte de estos ratos en el sofá relajado todos juntos, sin disputas, ni yo quiero esto y el otro tambié, buuuuuuf santa paciencia…
    El bizcocho lo hago igual pero lo del azúcar de vainilla nunca se lo puse, en el próximo lo haré.
    Disfruta del fin de semana. Beeesos..

  22. Elena, supongo que es algo que pasa a todas las madres aunque algunas se empeñen en vestirlo todo de color de rosa de puertas a fuera.
    El bizcocho se ve estupendo, es el primero que aprendí a hacer y le hago muchas veces, es rápido, fácil y está riquísimo y además puedes añadirle un montón de variantes que siempre suele salir bien.
    Espero que el domingo los peques disfruten mucho de su cumpleaños, y también vosotros los adultos.
    Un beso grande.

  23. Tarea dificil ser madre y más si la paciencia no es nuestra virtud más destacable. Pero todos en un momento u otro la hemos perdido y luego queda la sensación de que nos hemos equivocado, o lo hemos hecho mal, o si somos demasiado estrictos y exigentes. Pero realmente quién puede decir que el o ella si que lo hace bien?? No tenemos ningun manual de como ser padres y hacemos lo que podemos, lo que creemos que mejor para nuestros hijos.

    No temas, es una tarea complicada pero luego el trabajo de educarlos y enseñarles los valores básicos es gratificante. Y recuerda que para ellos eres la mejor mami del mundo…

    Venga hoy es viernes y con el llegan los refuerzos paternales jajaja

    Que paséis un feliz dia en el cumple de tus bebes…

    Un besote guapisima y animo,. que lo haces genial

  24. Conozco este bizcocho… era el que hacía mi madre… Algo tan sencillo y tan rico, verdad???
    No puedo darte consejos de madre porque no lo soy, pero reconozco que no ha de ser nada fácil educar a un niño. Seguro que lo haces estupendamente, pero como madre que eres, te autoexiges más… y lo de la paciencia, tranquila, creo que todos somos impacientes por naturaleza ;). Un beso.

  25. Si tu no eres paciente y los niños son tuyos, imaginate yo. El lunes comienzo de nuevo con el trabajo de niñera y es duro, los niños son complicados.
    Cuando pierda la calma me acordaré de esta delicia, me encantan los queques!
    Un beso Elena, espero que pases un lindo fin de semana.

  26. ¡No sabes cómo te entiendo Elena! Yo también tengo dos trastos que cuando se ponen brutos no hay quien pueda con ellos. A veces se pelean de tal modo que me recuerdan a los cachorrillos de leones que salen peleándose en los reportajes de la tele.

    El caso es que tienes toda la razón, hay que armarse con sacos de paciencia.

    Un beso

  27. Elena, todos tenemos momentos más complicados, una mala tarde, una pérdida repentina de la poca paciencia que atesoramos (yo soy impaciente a más no poder!!).

    Y además, no me importaría que alguien perdiera la paciencia conmigo si luego me viene con un bizcocho así, jajajaja

    Las fotos, como siempre, ¡¡preciosas!! Y el molde me da también una cierta envidia, jajaja

    Un besito, y que paséis un muy feliz cumple, en el que espero que ya no haya virus amenazando el ambiente ;)

  28. Hola, que entrada tan bonita, os imagino en el sofá acurrucaditos mientras fuera nieva… y que quieres que te diga eso compensa que tengas un ratito malo. Yo tampoco soy paciente, esa virtud aún tengo que entrenarla.
    Hoy hace mucho frio, tenemos la ola de frio siberiano azotando las ventanas, y tengo sobre la mesa un montón de libros buscando un bizcocho para merendar esta tarde que vendran mis sobrinos, pequeños y revoltosos, y fijate que no se me había ocurrido preparar este bizcocho que está riquisimo, esponjoso y que viendo tus fotos me muero de ganas por comer un trozo.
    Un beso grande Elena y feliz cumpleaños a esos dos maravillosos peques.

  29. Ay! los niños! se pelean, se aman, riñen, juegan, pero todo cura, todos crecen, todo vuelve a la calma, y sacarse de la manga el bizcocho de yogur cual mago se saca una carta es lo mejor que hace una mamá, atenta, cariñosa, impaciente?? bueno, quizás los impacientes un día nos demos cuenta que detrás de ello siempre teníamos nuestro premio. Besos guapa.

  30. Qué identificada me siento con esta escena, me consuela saber que más o menos a todas nos pasa lo mismo con los hijos, porque te aseguro que algunas veces me planteo: Lo estoy haciendo bien????
    Este bizcocho lo preparo si o si, menuda pinta rica que tiene.
    Besitos.

  31. Muchisimas felicidades a tus peques para mañana, tres añitos ya es una edad considerable :)) y felicidades a la mami por esforzarse en llevarlo tan bien, estoy segura que cualquier madre ha vivido lo que explicas, por lo menos yo también he estado más de una vez a punto de no superarlo :))…para la próxima me apunto tu solución!!
    Un besitoooo

  32. Animo Elena linda! yo voy a sentirme muy identificada en breve y te pediré consejos!!! Fácil no es la palabra cuando se habla de criar y educar así que tu no te preocupes que seguro lo estás haciendo lo mejor que puedes. Te mando un beso fuerte y aprovecho para decirte que en un momento de estrés esta semana, yo también he pensado la misma receta que tú y he hecho un bizcocho de yogur porque no tenía fuerzas para pensar en otra cosa. Muak!

  33. Hola preciosa! no te preocupes, todas ls mamis tenemos días de más o menos paciencia… Además seguro que H&M disfrutaron como locos después de tomar un trocito de tarta, o no? besitos

  34. uy! cómo te entiendo! eso de estar encerrada con los niños enfermos en casa!! eso sí que pone de los nervios… pero es verdad, el bizcocho de yogurt es un clásico que nunca falla!

  35. Hola Lena

    Me llamo Virginia y vivo en Copenhague..soy de Bilbao y llevo aquí 5 años y medio..decirte que me gusta mucho tu blog(una mezcla de contención y pasión, elegante ;) ), quiero animarme a hacer uno, me da la impresión de que tiene que ser bastante catárquico..tengo un bebe de cinco meses y la paciencia no es una de mis virtudes..tampoco la suya..yo la entreno cada día :) …

    Te diré que en Nochevieja hice la crema de calabaza y roquefort con bacon, y estaba deliciosa..quizás no es un plato que uno comería en Nochevieja, pero a mí me apetecía..

    Te sigo ;) .. quería preguntarte que cámara utilizas y qué programa..a mí me apasiona la fotografía y quiero aprender, aunque hasta ahora he sido bastante vaga, tengo que ponerme manos a la obra..

    Un abrazo desde el país vecino.

    1. Virginia, hola, soy tambien Virginia, tocalla tuya y tambien de Bilbao. ¿De que zona de bilbao eres?

      Me ha sorprendido la coincidencia. Yo acabo de abrir un blog “Sweet and Sour” sweetandsour-vir.blogspot.com.

      No conozco tu mail, asi que he dejado este mensaje aqui por si lo lees.

      Un abrazo

      Virginia

  36. la paciencia tampoco es una de mis virtudes, de hecho hago meditación y yoga para conseguir relajarme en la medida de lo posible ;) pero bueno, hay días de todo, y un poco de “dulce” ayuda a relajarnos! Un bizcocho de yogur fantástico! un besito

  37. Lo podrías llamar “el bizcocho de la paz” jeje…

    Yo no tengo nenes, pero creo que entiendo como te sientes, y como se siente una madre ante tal responsabilidad, la de educar a un hijo y encima hacerlo bien, y yo estoy segura de que tu Elena lo haces de maravilla!

    Un besito

  38. Ay, Lena, Lena…

    “Tia Tata” aprendió a contar cuentos contigo!!! (No, no, porque eres demasiado joven para haberla enseñado)… Cuánta sensibilidad encuentro en todo lo que escribes. Antes de que te des cuenta “Hansel y Grétel” ya habrán crecido lo suficiente como para darte otro tipo de dolores de cabeza… jejeje!!!! Sabes? Te entiendo, porque sólo aquellas que hemos pasado ese camino y hemos estado en tus zapatos en algún momento, te comprendemos perfectamente!!!

    Gracias por compartir!!!

    Uich, el bizcocho? FABULOSO!!! Así, con mayúsculas-..y las fotos? MARAVILLOSAS–con mayúsculas también!!!

    Un beso enorme de tu paisana (la mas oscurita… !!!)

    IDania

  39. No tengo niños pero sí trabajo con adolescentes y se necesitan toneladas de paciencia para tratarlos. Yo pensaba que no tenía pero sí. Y también he descubierto que si tú controlas la situación, no hay problema. Es fácil decirlo y no siempre sale pero intentarlo, se intenta todos los días. Este es el bizcocho que hacen los hombres en mi familia. Besos.

  40. Lena, espero que el cumple de H&M haya sido genial. Seguro ya luego nos contarás/mostrarás como lo pasaron.

    Respecto a la paternidad, creo (aunque yo no tengo hijos) que sin duda ese es el trabajo más difícil del planeta. Especialmente eso de la paciencia…. No sabes como las admiro a todas ustedes `food mommy bloggers´que logran compaginar familia, carrera y pasiones. Chapeau! como dicen los frenchies.

    Oh, y el gateau au yaourt es un esencial en nuestra casa, hace unos días preparé uno y estoy por subir pronto my receta :) xo

  41. Hola Lena, yo te sigo a través de Jugando a Mirar y no sé que fué más, si lo sencillo de la receta o la historia detras de ella, que me atrápó y decidí probarla. Tuve que hacer algunas adaptaciones porque en México los vasitos de yogurt tienen otra medida y porque no hay azucar de vainilla, así que utilicé extracto de vainilla. El unico problema que tuve fué el saber a cuantos grados lo horneas porque a 180°C quedaba crudo. El resultado fué bueno pero tuve que hacer varios experimentos en tiempo y temperatura hasta que al fin quedó. Que a mi hijo de 20 años le haya gustado…..valió la pena! :)

    1. Hola, Adriana!!!
      Ante todo, gracias por seguir mi blog y animarte a preparar una de sus recetas… Lo del tiempo de horneado varía tanto dependiendo del horno… Cada horno es diferente, así que se puede dar el caso de tener que hornear el bizcocho por más tiempo que el dice en la receta. A mí me ha pasado muchas veces… Los bizcochos se suelen hornear casi siempre a 180 grados, así que no es la temperatura. También es importante precalentar el horno, así cuando metes el bizcocho ya está bien caliente. Y bueno, lo más importante es comprobar por una misma si la masa está lista o no. Pero no sabes la cantidad de veces que me ha pasado lo mismo.
      Un besito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s