Tarta de mousse de chocolate {para todos esos Padres}

Buenos días a todos! Espero que estéis bien, a pesar de que sea lunes ;-) Bueno, ya sé que muchos están de fiesta, con lo cual este lunes tiene más sabor a domingo que a otra cosa. Ah, y mis felicitaciones a todos los papis de España (y del resto del mundo, ya que estamos), pues hoy también es su día :))))

El papi de esta casa, que es español cien por ciento, ya se ha encargado de recordarme  esta fecha desde hace días, no fuera a ser que me olvidara de ella, ya que nuestros peques aún no se enteran. Hoy durante el desayuno les hemos estado explicando el concepto del día del Padre y no les vi demasiado entusiasmados.  Espero que el año que viene se enteren mejor ;-)

Aunque en este caso yo sí que me acordaba del día, a veces agradezco que me lo recuerden, pues con tantos días de la Madre y del Padre  en Cuba, España y Suecia ya me he hecho un lío entre todos. Cada país tiene sus propias fechas en el calendario para celebrar estos días y no es tarea fácil seguirles la pista. Creo que el único día que coincide para todos es el 14 de febrero, día que por cierto, no suelo celebrar de forma especial. Por otro lado, en países como Rusia, no se celebra el día de la Madre ni el del Padre, mientras que en Polonia, además de estos dos, también tienen el día de los abuelos. Gracias a Dios todavía nos queda algo de diversidad en la vieja Europa, a pesar de las ganas de unificarlo todo ;-)

Estos ranúnculos (o francecillas) de color naranja es mi regalo para todos los padres que me lean. Espero que tengan un día estupendo y que os sintáis muy queridos y mimados, aunque lo ideal es recibir amor y ternura durante todo el año, ¿a que sí? Pero que hoy esos mimos y atenciones sean el doble (o el triple) y que los disfrutéis mucho!!!

Y además de las flores, que nunca vienen mal, otra manera de homenajear a nuestros padres es con esta rica tarta de mousse de chocolate. Es un pastel sencillo y fácil de preparar, sofisticado pero sobrio y delicado en su textura. Una receta indispensable que hará las delicias de todos los amantes del chocolate. Un poco de nata montada o helado de vainilla para acompañar no podrían sentarle mejor.

Su preparación es extremadamente sencilla, y en un poco más de media hora tenemos un fantástico postre para sorprender a cualquiera, y no sólo a los padres de familia. Espero os guste!!!

Guardar & Imprimir Receta

Por lo demás, he estado un poco ausente estos días y lo siento. El catarro que llevaba sufriendo desde hacía dos semanas se me complicó con una sinusitis, así que he estado bastante regular. Llevo días tomando medicación y ya estoy mucho mejor, aunque todavía no me he recuperado del todo. Aunque todo es cuestión de tiempo y en unos días volveré a hacer vida normal. En momentos así es cuando piensas, ¡que viva la normalidad, con sus luces y sus sombras y sus pequeñas trivialidades!

¡Buena semana a todos y feliz día!