Bizcocho de chocolate blanco {Leyendo espero…}

Hoy pensaba publicar una receta más veraniega para compensar el protagonismo que está teniendo el horno, pero ya veis, vuelvo con otra receta de horno una vez más. Esto no tiene remedio, ja ja!!! Sin embargo, en esta ocasión la culpa de mi falta de palabra la tienen Chelo y Silvia con su maravilloso bizcocho de chocolate blanco. Lo vi en el blog de Silvia, quien a su vez lo tomó del blog de Chelo, y y no he podido resistirme a prepararlo cuanto antes. Es un bizcocho absolutamente delicioso, con un textura muy suave y esponjosa, y con ese toque indiscutible de chocolate blanco que a mí me vuelve loca (y eso que jamás como chocolate blanco tal cual, pero en repostería me apasiona).

A mí os aseguro que me encantó y viendo la cara de satisfacción de H&M, puedo asegurar que en casa fue todo un éxito. Devoraron sus  primeros trozos en un pis pas camino de la guardería, y mientras íbamos por nuestro caminito diario, Maia me decía, en ese ruso “indio” que habla y con la boca llena a más no poder: “A Maia le gusta mucho este bizcocho” (aquí pongo cara de se me cae la baba, je je….)

Chicas, mil gracias por la receta. La repetiré en muchas más ocasiones, pues a pesar de lo rico que está, no puede ser más sencillo de preparar. Sois un sol :)

Pues aquí viene la crónica de la espera. Con el maravilloso olor que inundaba la cocina mientras se horneaba, era incapaz de irme a otro sitio. Allí me quedé. Y mientras esperaba, me tomé un café con leche que me supo a gloria y que acompañé de un buen libro. Café  y lectura, una combinación infalible :)

Una vez listo y fuera del horno, el bizcocho pasó a la mesa de la cocina desde donde desprendía un intenso y delicioso aroma que amenazaba en convertir mi dulce espera en desespero total.

Para amenizar el rato, más leche y más café… y alguna que otra fotito ;-)

Una vez listo para ser consumido, me lancé como loca a probar un trocito…

y otro más…y otro chiquitito. Dios mío, ¡qué rico estaba!

{Guardar & Imprimir Receta}

A partir de la semana que viene estaré en casa cuidando de H&M que tienen vacaciones en la guardería. Vamos a estar muuuuuy entretenidos hasta finales del verano. No sé si tendré tiempo para hacer bizcochos, pero para leer mientras éstos se hornean, desde luego que no. Espero me quede algo de energía para hacer alguna que otra foto y publicar de vez en cuando. No sabéis el par de huracanes tropicales con forma de niños que tengo en casa.

En fin, ya os contaré si sobrevivo. Deseadme suerte, que la necesito ;-)

Nos vemos. ¡Feliz fin de semana!