Bizcocho otoñal de espelta con nueces y peras {De vuelta a la guardería}

Hola, ¿qué tal? Espero que bien :)

Hoy quería compartir con vosotros un bizcocho muy otoñal. Preparado con harina de espelta y aderezado con jugosos trocitos de pera y crujientes tropezones de nuez. Una verdadera delicia que mucho antes de salir del horno, ya había invadido mi casa del cálido y sugerente aroma de la vainilla, la canela y sobre todo, del cardamomo.

La receta original propone usar avellanas. Como no tenía ni una triste avellana en casa, utilicé en su lugar nueces. A pesar de esto, el resultado ha sido fabuloso, aunque la próxima vez me gustaría seguir la receta al pie de la letra. Sobre todo porque me interesaría explorar la mezcla de avellanas y pera. No estoy segura de haberla probado.

En otro orden de cosas, esta semana está siendo un tanto agotadora. Mis hijos han cambiado de guardería y por consiguiente, tienen que pasar un período de adaptación. Éste consiste en que uno de los padres tiene que estar con el niño en la guardería todo el día, o las horas que se hayan estipulado. Así las cosas, me tocan tres intensas jornadas en la guarde, rodeada de niños por doquier y familiarizándome con las personas que trabajan en el centro y sus rutinas. De más está decir que llego agotada a casa, ¡como si hubiese estado trabajando todo el día! Estar rodeada de tantos niños a la vez no es algo a lo que esté muy acostumbrada. Con dos en casa tengo más que suficiente, je je….Además, es la tercera adaptación de este tipo que hago en año y medio, pues de la misma forma que nosotros hemos vivido en tres casas diferentes, H&M también han ido a tres guarderías distintas durante este tiempo, pobrecitos míos. En cualquier caso, mañana es nuestro último día de adaptación en la guarde y espero que a partir de ahí todo vaya sobre ruedas y que H&M se adapten de maravilla.

Guardar & Imprimir Receta

Bueno, la entrada de hoy es cortita, pues tiempo no es lo que me sobra en estos días, ja ja…Además, con tanto ajetreo tampoco me siento muy inspirada, la verdad sea dicha. Ahora me toca correr y preparar la cena, mientras relleno unos cuantos papeles y formularios para entregar en la guarde y estoy pendiente de los peques que andan más que alborotados. 

Espero preparéis el bizcocho, estoy segura de que os va a encantar. 

Es todo por hoy.

Nos vemos :)