Tarta francesa de manzana {Americanos en París}

No sé cuantas tartas de manzana habré probado en mi vida. Muchas, pues me gustan bastante. También he preparado unas cuantas, aunque estoy segura de que son más las que todavía me quedan por hacer. No me cansaré jamás de probar nuevas recetas y de repetir los grandes clásicos, como es el caso de esta maravillosa tarta de origen francés.

Es un pastel sencillo, pero que desde el primer momento pasa a la lista de los preferidos. Os la recomiendo de todo corazón.

La receta de esta tarta la encontré en el blog de David Lebovitz, un conocido repostero y autor estadounidense afincado desde hace años en París, quien a su vez, encontró la receta en el libro Around My French Table, de Doris Greenspan, también estadounidense y también, cómo no, afincada en la capital gala. (¡Ay, qué penita me dan los dos!)

David Lebovitz ha publicado varios libros, aunque yo sólo tengo uno de ellos, My Sweet Life in Paris, en el cual se combinan historias de su vida  en París como extranjero con recetas típicas del país galo. Es una lectura interesante, aunque me da la sensación de estar muy orientada al púbico norteamericano. Sin embargo, vale la pena echarle un vistazo a este pequeño libro y desde luego, hay más de una receta tentadora, como es el caso de los brownies de dulce de leche, por nombrar sólo alguna ;-)

Esta tarta de manzana me ha encantado. Desde luego, la volveré a repetir, sobre todo por la sencillez a la hora de prepararla y el resultado final. Es una tarta algo húmeda, pero a la vez suave y esponjosa. Según ambos autores, es recomendable utilizar varios tipos de manzana y si bien el ron no es imprescindible, sí juega un papel importante en el sabor aportando algo más de profundidad y carácter. En caso de no añadir ron y para compensar, podemos duplicar o triplicar la cantidad de extracto de vainilla. La incorporación de la canela es un aporte mío, no he podido evitar la tentación de utilizarla, pues manzana y canela es una combinación infalible y difícil de resistir, al menos para mí.

Acompañada de un poco de crème fraîche está de lujo, pero imagino que recién salida del horno, aún tibia y con una crema o helado de vainilla está para perder el sentido.

Espero os guste, ya me contaréis :)

Guardar & Imprimir Receta

Por aquí los días ya se han vuelto más fríos. Ayer amanecimos con tan sólo 3 grados , así que tuvimos que sacar los guantes, las botas altas y los abrigos algo más gruesos, que no los de invierno todavía….Ya no hay marcha atrás, esto va en serio, y ahora sólo me queda esperar esa primera nevada del otoño. ¿Cuándo llegará?