Bizcocho de limón y polenta sin gluten {Vivamos el momento, por favor}

Buenas, ¿qué tal? Ya es lunes, cómo se pasan los días y las semanas, ¿verdad? Dentro de nada ya estamos nuevamente en Navidades, no me lo puedo creer. Por otro lado, creo que cada año la Navidad se adelanta más… No entiendo esta manía de apresurar los acontecimientos de forma tan despiadada. De cierta manera, me veo forzada a olvidar el presente, como si fuera tan difícil disfrutar cada cosa en su momento. Últimamente, cada vez que llega la Navidad, ésta se me ha hecho eterna y ya he tenido  tiempo hasta de aburrirme de tanta fiesta, ¡qué tristeza!

Y eso que adoro esta época.  Soy muy pro Navidad, pero no tres meses antes…

Bueno, no sé a qué ha venido esta reflexión acerca de la Navidad… tal vez porque me han venido a la cabeza los bollitos con azafrán, tan propios de estas fiestas por aquí y que suelen tener un color amarillo bastante intenso, como el de este bizcocho de limón que os traigo hoy. No tiene azafrán (la verdad es que no me gusta demasiado), pero sí zumo y ralladura de limón, de ahí ese amarillo tan brillante. Es un bizcocho sin gluten y gracias a la mezcla de polenta y almendra tiene una textura realmente maravillosa. El sirope de limón le aporta algo de humedad, por lo que os aseguro que es un postre estupendo. En casa causó sensación, a pesar de su aspecto más bien humilde. Además, no sé por qué me dio por cortarlo en cuadrados, creo que cortado en cuñas hubiera quedado más bonito ;-)

En cualquier caso, acompañarlo con algún producto lácteo es una idea estupenda, para así compensar un poco el punto ácido del limón. Juntos hacen una combinación infalible, creedme. Yo lo disfruté con créme fraîche, aunque mi hijo no necesitó de ningún aditivo para devorar sus trozos en un pis pas ;-)

Guardar & Imprimir Receta

Esta es una receta totalmente sin gluten, pero podéis utilizar levadura química normal (o sea con gluten), tal y como hice yo. 

Bueno, ya me diréis qué os parece  el bizcocho. Os deseo a todos una estupenda semana. 

Nos vemos el jueves con la Receta del 15…. para chuparse los dedos. Sólo os digo eso ;-)