Pollo con salsa de almendra y ajo, patatas asadas y naranjas con crema de chocolate blanco {Por el buen camino}

¡Buenos días!

El domingo pasado fue un día tranquilo pero de lo más agradable. Por la mañana dimos un buen paseo a lo largo del lago de más de 4 km. Dicho esfuerzo se vio recompensado  en primer lugar con una parada “técnica” en el café de Vinterviken, la antigua fábrica de dinamita de Alfred Nobel, uno de los sitios con más encanto en la zona donde vivimos. Luego ya en casa, nos dimos un homenaje familiar con una sencilla pero deliciosa comida, que es la que quería compartir con vosotros hoy.

Para preparar este almuerzo me inspiré en una de las últimas entradas de Manger, un blog que me encanta y que os recomiendo, sobre todo si os gusta la comida francesa. Allí di con esta maravillosa salsa de almendra y ajo, que sin lugar a dudas volveré a preparar en el futuro.

En cuanto terminé de leer dicha entrada, tenía claro que no iba a quedarme con ganas de probar esta salsa. Como los caracoles me interesan bien poco (por no decir nada de nada), decidí seguir las recomendaciones de Mimi Thorisson, la autora, y acompañar esta salsa con pechuga de pollo a la plancha y unas patatas asadas que son mi perdición. Un plato sencillo, pero que gracias a esta sabrosa salsa adquiere más personalidad y cierto aire sofisticado. ¡Todo el secreto están en la salsa!

No sé bien si fue por el frío, el cansancio o lo rica que estaba la comida, pero disfrutamos como niños de cada cucharada. Fue todo un éxito.

Y para esos momentos en que necesitamos un postre rápido, sencillo y ligero, os recomiendo esta maravilla invernal: naranjas acompañadas con una rica crema de yogur griego y chocolate blanco. Éste es uno de esos postres que sorprenden por su sencillez, su magnífico sabor y su frescura. Cuando doy con recetas tan fáciles y “resultonas”, siempre me pregunto, no sin un poco de reproche, cómo es que no se me había ocurrido algo así….No puede ser más simple de idear y preparar este postre. Además, es vistoso y de lo más apetecible, ¿no estás de acuerdo?

{Guardar & Imprimir Receta}

Podemos utilizar sólo naranjas o también mezclarlas con pomelos y naranjas sanguinas. Las naranjas que utilicé eran una especie de híbrido entre naranjas sanguinas y las normales, pero estaban deliciosas. Soy una gran amante del pomelo, así que la próxima vez pienso hacer una buena mezcla de cítricos ;-) 

Os deseo a todos un lindo día, celebréis o no San Valentín. La verdad es que no suelo festejarlo mucho, pues no necesito de un día concreto para compartir mi amor. Sin embargo, que haya un día dedicado a San Valentín, a los enamorados o a la gente que queremos tampoco está mal. No le hace daño a nadie.

Yo intento repartir todos los “te quiero” que puedo cada día. Dependiendo de las circunstancias, unos días se me da mejor que otros, pero al menos voy por el buen camino. O al menos lo intento….

El otro día cuando salimos del coche, Maia corrió al lado de su hermano para darle la mano y salir caminando juntos. Entonces Hugo le preguntó a su hermana “¿Maia, tú me quieres?”, a lo cual ella asintió con una gran sonrisa. Agarrados de la mano hicieron el camino a casa. Y yo detrás, feliz y agradecida por tenerlos y con la certeza de que ellos también van por el buen camino.

Feliz día.