Krantz cake (o babbka) de chocolate {Cayendo en la tentación}

Hoy quiero que caigáis en la tentación, tal y como lo hice yo hace unos días con este krantz cake, o babbka, o ugat shmarim. Bueno, en honor a la verdad yo caí de cabeza en la tentación nada más encontrarme con este maravilloso bollo de chocolate en el último libro de Yotam Ottolenghi, Jerusalem. Ya os hablé de él hace unas cuantas semanas, ¿lo recordáis? Pues eso, que si no fuera por las no pocas calorías que contiene esta maravilla lo haría día sí y día no. Es BRUTAL. Me váis a disculpar  que os dé una calificación tan ordinaria, pero es que no encuentro otra. Es alucinante, una verdadera delicia y no sabéis los saltos de alegría que di nada más darle la primera mordida. Ooooohhhh!!!!!! En su introducción a la receta, el autor decía que es el bollo más popular en la parte occidental de Jerusalén, y probablemente en todo el país y que a la gente les vuelve loca. En su momento, me hizo gracia el comentario y pensé que no podía ser para tanto. Pero ya entiendo el por qué….

Y pensar que estuve a punto de tirar la masa a la basura. Después de tantas horas de levado me esperaba que la masa hubiese subido más. De hecho, consulté muchas recetas y en la gran mayoría el tiempo de levado es de 1 hora. Sin embargo, en ese caso habría que utilizar más levadura, unos 15g de levadura seca y 30g si es fresca. No obstante, me convenía dejar reposando la masa toda la noche, así que opté por la receta de Ottolenghi… y también porque me gustan sus recetas y porque la foto de sus krantz cakes casi me hacen perder el sentido.

Bueno, en fin, acostumbrada a que las masas dupliquen su volumen, pensé que algo había salido mal y me sentí un poco frustrada. Tenía toda la intención del mundo de tirarla a la basura y empezar de nuevo, pero me aconsejé y decidí darle una oportunidad. No me esperaba gran cosa, pero luego la masa subió bastante y salieron unos krantz cakes suaves, esponjosos y deliciosos. Menos mal que logré vencer mi desesperación. La conclusión que saqué es que nunca hay que perder la fe, incluso cuando todo parece más que perdido. 

Con esta receta salen dos bollos y las cantidades para el relleno es para las dos piezas. Sin embargo, en su libro Ottolenghi nos sugiere también otro relleno, no menos rico, aunque más tradicional, el de mantequilla, azúcar, nueces y canela. Lo que hice fue hacer uno de cada, así que rebajé a la mitad las cantidades del relleno de chocolate y preparé el otro krantz de canela. Para la segunda versión, untamos la masa estirada con 80g de mantequilla derretida, espolvoreamos por encima 120g de azúcar  moscovado (o moreno, en su defecto), 1,5 cucharada de canela y 50g de nueces picadas. Luego procedemos tal y como se explica en la receta. El segundo bollo no me salió muy bonito, así que por eso no os muestro ninguna foto, lo siento ;-)

Ambas variantes están deliciosas, aunque yo prefiero la de chocolate :-) Menos mal que no hay que viajar hasta Jerusalén para disfrutar de un trocito de babbka y sentirte en la gloria. De todas maneras, si algún día visito esta ciudad, no podría dejar de probar la babbka local por nada del mundo :-)

De la misma forma que hay varias recetas, existen distintos tipos de trenzado. Os dejo un video para que le echéis un vistazo, aunque yo lo hice de otra forma. También os dejo esta receta de Smitten Kitchen por si queréis ver una variante ligeramente diferente. Espero os ayude si os animáis con la babbka de chocolate :-)

{Guardar & Imprimir Receta}

En otro orden de cosas, tengo pendiente hacer una babbka de requesón, muy típica también en la cocina Askenazí (la de los judíos del este de Europa).  Y luego, imaginando variantes más criollas, he pensado que con dulce de leche y nueces tampoco debería quedar nada mal… ¿Qué os parece? Todo es intentarlo….

Pues es todo lo que tenía que contar para hoy. Espero os haya gustado mi propuesta, ya me contaréis qué os ha parecido.

Que tengáis una fantástica semana.

Anuncios

39 thoughts

  1. Desde luego que me han entrado unas ganas locas de probarlo, tiene que estar impresionante!! Me lo apunto,…pero para después de quitarme unos kilitos, porque eso tengo que probarlo bien! :)

  2. ¿No estaría mal??? Estaría alucinante, al igual que la de canela o ésta de chocolate que nos presentas hoy!!! Yo lo tengo pendiente todavía, es que veo taaantos bollos y dulces que quiero probar que nunca me puedo poner al día, es imposible… :-)
    En todo caso, te salió precioso y las fotos, espectaculares…
    Un besito,
    Aurélie

  3. Desde luego, tiene un aspecto soberbio!! y con todo lo que nos dices, entran unas ganas locas de prepararlo!! luego no quiero caer en tentaciones pero lo tengo muy difícil!!!

  4. Ya tengo el libro y cuando vi la receta me pasó lo que a ti pero me controlé porque tengo una cola de recetas para preparar… eso sí me enamoré al instante de un montón de recetas, creo que es el libro que tengo del que me gustan más recetas, es buenísimo. Has visto la receta de conchas con guisantes y yogur? Esa cae esta semana sin falta!

    El bollo te ha quedado precioso, todavía más que a él :)

    Un besote.

  5. Pues estoy contigo, es ¡¡Brutal ¡¡¡ y para nada es ordinario calificarlo asi. Que ganas de hacerlo, espero tener tiempo pronto. Ese libro esta tardando en llegar a mi biblioteca, jeee.
    Las fotos lo dicen todo. Ufff y a estas horas, me lo coemria entero ¡¡¡
    bsss desde Almeria

  6. No sabes las gana que tengo de tener este libro, todas las referencia son excelentes, las recetas que he podido llegar a ver tiene un aspecto buenísimo y si el sabor es como dicen, yo también diría brutal, aunque suene bruto, jeje
    Por ahora me conformo a no tener libro y disfrutar de tu receta, gracias guapa
    Un beso

  7. después de verlo yo lo haría día sí y día también!.
    Una pregunta ácil para ti, para hornear repostería es mejor poner el horno con el turbo o calor ariba y abajo?
    Besitos desde Barcelona

    1. Hola, Mercè:
      Pues mira, no soy especialista en temas de horneado, pero para hornear masas con tiempo de levado, creo que es mejor que utilices la función turbo si es que tu horno la tiene. Y si no, calor arriba y abajo. Espero haberte ayudado!
      Un abrazo :)

  8. Elena, esto se ve de maravilla, con razón te dieron tanta ganas de hacerlo y con sólo leerte y no necesariamente viendo las fotos, a mí también me ha provocado, es que lo describes con tantas ganas.
    Me pasa cuando hago pan que si no leva como quiero entro también en desesperación, una siempre quiere que la masa duplique y creo que no en todas las recetas hay que esperar eso, verdad?

    1. Es verdad… de hecho, en ésta receta no pone que la masa deba duplicar su volumen… Pero no sé, estoy acostumbrada a que crezcan más. Aunque quién sabe, va y la próxima vez se me sale del cuenco :-)))

  9. Se te disculpa porque veo la misma pinta que tu…brutal!!! ja ja, es que me imagino su sabor, me ha parecido totalmente adictiva, me la llevo y la haré un día tranquila, ya que es un poco laboriosa! Bonitas fotos!!! Bss

  10. ¡Esto no se hace Elena! qué manera de ponernos los dientes largos… este Babbka tiene una pinta ¡¡¡es-pec-ta-cu-lar!!! tu Blog es maravilloso pero le falta la función “meter los dedos en la pantalla y pellizcar un trocito de los manjares que nos presentas” ;)) Besos

  11. Mira que me gusta ese libro, y sin embargo no había reparado en este babka, seguramente porque estaba a dieta y prefería pasar rápido por los dulces. Ahora ya no me voy a poder resistir, voy a tener que hacerlo sin remedio.
    Un besico.

  12. Guao! La pinta es espectacular, dan ganas de meter la mano en la pantalla. ¡Con lo que me pierde a mi el chocolate!
    Es la segunda receta que veo hoy sacada de este libro, y si ya me apetecía, no veas hoy las ganas que me están dando de tenerlo en las manos.
    Besos.

  13. Me encantan este tipo de panes, así que le tengo que hacer sitio a esta receta, aunque el de requesón me llama aún más la atención, ¡¡habrá que buscar también!!

    Tu propuesta, como siempre (o debería decir incluso más), me ha encantado! Y además, de los libros de Ottolenghi estoy más acostumbrada a encontrarme salados que dulces, ¡¡así que eso que me llevo también!!

    Un beso!!

  14. No dejo de mirar este bollo desde hace un rato. Casi me como la pantalla de lo espectacular que están esos rebanadas que nos has puesto en el plato. Yo si que voy a caer en la tentación el fin de semana que es cuando tengo tiempo de hacer estas cosas. En cuanto al libro mira que le tengo ganas……. a ver si lo encuentro.
    Bss

  15. jejeje No nos des demasiadas otras pistas porqué sino dentro de un par de meses no cabemos en ningún bikini hehehe
    Tiene un aspecto tremendo y creo que viniendo de este libro la receta no puede defraudar.
    Besos,
    Palmira

  16. Hola Elena.
    Si tú lo has descrito como brutal…yo me he quedado sin palabras. Me han entrado unas ganas de probarlo…Pero no tengo robot de cocina (snif), ¿crees que mezclando a mano como en la prehistoria, me puedo lanzar? ¿O se me caerá el brazo antes de acabar? :-))
    Un besito.

  17. Pues eso … ¡menos mal que no hay que viajar hasta Jerusalén para disfrutar de este babbka! Aunque tampoco es que tú me pilles muy cerca. Afortunadamente, gracias a internet, las distancias siempre son más cortas de lo real y eso nos produce mucha satisfacción.

    Deberíamos quedarnos con la lección que tú aprendiste cuando dabas por perdido tu dulce: que la fe no hay que perderla nunca, pero irremediablemente, en situaciones extremas, se acaba perdiendo.

    Un beso!!

  18. No conocía este bollo, claro que no conozco tantos! jaja. Por tu explicación me han entrado unas ganas locas de probarlo, esa descripción que has dado me ha dejado con la miel en los labios y las fotos hablan por sí solas, así que no me queda más remedio que probarlo, no??

    Besos

  19. Me lo creo, Elena: la pinta es absolutamente BRUTAL, y la miga del bizcocho parece muy jugosa. Cualquier combinación de chocolate, mantequilla y almendras es deliciosa, y encima presentada en esa forma tan bonita. Creo que algo de naranja también le sentaria bien, no? (ralladura o pedacitos de naranja confitada en el relleno) Hoy tengo el día goloso ;-)

    Besotes

  20. Tiene un aspecto magnífico. De hecho llevo desde el 20 mirándolo y dándole vueltas pero creo que ha llegado el momento!. Hoy es sábado, hace frío y voy a intentarlo!

    Un abrazo desde Barcelona

  21. Madre mia Lena…te quedó espectacular!!!!!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo respecto al libro. Me encontré con el por casualidad a través de recetas del Krantz Cake, todas las opiniones respecto al libro y sobretodo al babbka eran excelentes.
    Por lo que me puse a investigar más aún y a cada referencia que encontraba era aún mejor que la anterior…No me quedó más remedio que hacerme con el libro el cual recomiendo porque es una maravilla.
    Cuando hice el cake en casa…un éxito!!! es de esos dulce que haríamos a diario, como tu bien dices. Es una maravilla!

    Por cierto, preciosas tus fotos ;)

    Besos grandes!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s