Ensalada de lentejas puy con cebolla, raíces asadas y queso feta {Tiempo de narcisos}

Espero que estéis disfrutando de un domingo agradable, ya sea sosegado, ajetreado o más intenso de la cuenta…El mío está siendo más bien tranquilo, y aunque tenemos un sol que brilla como nunca, también este sol de hoy es de los más traicioneros que puedas experimentar. Hace muchísimo frío, pero nadie lo diría al asomarse a la ventana y ver tanta luz fuera y un cielo azul sin apenas nubes.

Con la llegada de estos pequeños narcisos amarillos, llamados påsklilja, empiezan a ser evidentes los primeros signos de la primavera. Suelen florecer entre abril y mayo, alrededor de Semana Santa, de ahí el nombre (Påsk es Pascua en sueco). Por esta razón, son flores que causan una gran alegría nada más verlas aparecer en cualquier floristería, sobre todo si aún estamos en marzo.  Además, son bastante baratas, así que por estas fechas en casa casi  nunca faltan estas florecillas de aspecto tan alegre y primaveral. A final de cuentas, haré lo que haga falta para recibir la primavera con todos los honores, como ella se merece….

En cuanto a la receta de hoy, os la recomiendo de todo corazón. Es un plato ligero, sabroso y al llevar lentejas, muy nutritivo. No estoy muy acostumbrada a comer lentejas en ensaladas, aunque me temo que a partir de ahora la cosa va a cambiar, gracias a recetas como ésta y a otras tantas que tengo guardadas.

No sé vosotros, pero yo adoro hacer al horno raíces, como zanahorias, chirivías, remolachas, nabos y cualquier otra cosa que encuentre. Aderezadas con sal y pimienta, hierbas aromáticas, un buen aceite de oliva y un toque dulce, por ejemplo de miel, vinagre balsámico o sirope de arce, están para perder el sentido. ¡De verdad, me podría comer la bandeja entera! Pues si mezclamos estas raíces, doradas y crujientes, con cualquier cereal o legumbre, obtendremos una estupenda ensalada, que puede funcionar como entrante o incluso plato único. Yo no necesito mucho más para quedar satisfecha, sobre todo a la hora de la cena :-)

{Guardar & Imprimir Receta}

Si soy sincera, nunca había comido lentejas puy. Son unas lentejas de color verde , pequeñitas y que por lo delicado de su sabor también suelen recibir el calificativo de “caviar vegetal”. No son precisamente baratas, al menos por aquí, pero una vez localizadas en el gran supermercado que tengo en los bajos de casa, no pude evitar llevarme un paquete para probarlas por primera vez. Sí que están ricas, pero en caso de no tenerlas a mano, cualquier otro tipo de lentejas verdes o pardas funcionan de maravilla.

Bueno, es todo por hoy. Espero os guste mi propuesta y os animéis a prepararla. No sabéis lo feliz que me hacéis cada vez que recibo un comentario contándome vuestras peripecias con cualquiera de mis recetas…. es el mejor regalo que me podéis hacer, y el mayor incentivo para seguir con este blog. ¡Gracias mil!

Que tengáis una feliz tarde de domingo :-)