Sopa Griega Avgolemono {Atardeceres de Gotland}

Hace unos días que volvimos de Gotland y después de haberla recorrido de norte a sur, me quedo con sus ruinas, los abundantes tejados rojos que inundan el paisaje de Visby y sus mágicos atardeceres. Atardeceres inolvidables junto al mar y a la vieja muralla medieval que rodea la ciudad y unos paseos que me hicieron reflexionar sobre el paso del tiempo y las huellas que generaciones anteriores han ido dejando a su paso con el devenir de los años.

Con sus innumerables ruinas, sus raukar y la arquitectura medieval de Visby, su capital, Gotland parece una isla encantada, y yo no entiendo cómo he podido tardar tanto tiempo en conocerla. Es un entorno de ensueño, ideal para los amantes de la fotografía, donde cada rincón esconde tesoros e historias no contadas.

Es una pena que fuera del país, no sea demasiado conocida. Si algún día tenéis la oportunidad de visitarla, por favor, no la dejéis escapar. Una travesía de tres horas por el mar Báltico os acercará a un mundo fascinante y sugerente, en el que la naturaleza, la historia y las tradiciones vikingas están muy entremezcladas. Más que recomendable…casi que imprescindible.

Pues tras un paseo de estos junto al mar, nada sienta mejor que una rica sopa humeante y reconfortante. Esta sopa griega de pollo es un plato ideal para entonar cuerpo y alma. Su salsa de huevo y limón se convierte en el ingrediente estrella, ya que es la encargada de aportarle ese sabor tan característico. Su nombre, avgolemono, se debe a estos dos ingredientes fundamentes: avgo, que en griego significa huevo, y lemono, limón. Tengo que decir que al tratarse de una receta tradicional, hay muchas versiones diferentes, con más y menos ingredientes, más y menos largas. Esta es una versión bastante rápida y fácil de preparar, así que cuando la vi en la revista de Jamie Oliver, supe que tenía que hacerla sí o sí.

Si no os gusta demasiado el punto  ácido del limón, os sugiero echar menos cantidad de zumo. Con un limón o incluso algo menos, bastaría. Yo le eché limón y medio y a Maia no le gustó demasiado por esta razón. Por lo tanto, si cocináis para niños, como yo, os recomiendo que la hagáis menos ácida. Sin embargo, para mi gusto estaba perfecta.

{Guardar & Imprimir Receta}

{In English, please!}

This Greek chicken soup  is simply delicious and extremely comforting. Its sauce, made with eggs and lemon juice (hence the name, avgo-lemono), is the key ingredient, as it’s responsible for giving the soup a thicker texture and a wonderful taste and color. Being this one a traditional dish, there are many different recipes for preparing it. However, I’ve chosen this one, as it’s quite simple and quick to make. When I saw it in Jamie’s magazine, I knew I just had to try it!

{Print & Download the Recipe}

If you’re not so fond of lemons, I’d recommend you to lower the amount of lemon juice. That way it won’t get so sour, especially if you’re cooking for small children, like myself ;-)

Espero que os haya gustado mi sopita griega y que tengáis un estupendo fin de semana. Nos vemos en unos días con más recetas :-)

Hope you like today’s recipe as much as I do. I’m just crazy about soups, I really am :) Wishing everyone a wonderful weekend! I’ll be back soon with more delicious stuff ;-)