Tian provenzal de verduras {La reina de todas las flores}

De abril a junio soy especialmente feliz. Es la época en la que florecen las peonías, una de mis flores preferidas y para muchos, la reina de todas las flores. Cada primavera espero con ilusión la llegada de los primeros ejemplares a las floristerías del barrio y cuando eso sucede, un sentimiento parecido a la euforia suele invadirme de pies a cabeza, mientras que mi corazoncito no deja de dar saltos de alegría :) Sé qué muchos pensarán que mi entusiasmo “floral” es excesivo, pero qué le voy a hacer si soy una enamorada de las flores… La sensación de bienestar y felicidad que éstas generan en mí es mil veces superior al del chocolate ;-))))

Durante estos dos meses, compro peonías casi todas las semanas. Entre  éstas y los tulipanes a menudo no sé cuál elegir. ¡Si pudiera, me llevaría media floristería a casa! Si es que la primavera es extraordinaria, con tal explosión de aromas y colores…

Esta maravillosa flor, exuberante y delicada a la vez, es el símbolo floral de China, donde se considera presagio de riqueza, prosperidad y felicidad conyugal. Así que ya sabéis, si aún tenéis pendiente pasar por el juzgado o la vicaría, un ramo de peonías es la mejor opción si queréis tener a la buena suerte de vuestro lado :)

Y para festejar que la primavera ha llegado a Suecia (ya era hora), os traigo un maravilloso tian de verduras. De origen provenzal, éste es un plato ligero, en el que verduras de verano como son el tomate, la berenjena y el calabacín tienen el papel estrella. Es un plato que nos hace soñar con las cálidas tardes de verano, el Mediterráneo, la Provenza francesa y sus deliciosos mercados. Todavía recuerdo el sabor de una lechuga que compramos hace unos años en el mercado de Bram, un encantador pueblito junto al Canal du Midi, no muy lejos de la ciudad de Carcasona, en la región de Languedoc-Roussillon. Creo que nunca había comido una lechuga tan rica, todavía hoy me viene a la mente de vez en cuando…..

La receta que os presento está tomada del libro de Béatrice Peltre, del que ya he hablado otras veces, aunque con un par de modificaciones. Opté por añadirle cebolla en vez de tallos de hinojo y un poco de queso Gruyère. Creo que en este tipo de platos, el queso hace verdaderas maravillas. De más está decir que para elaborarlo deberíais escoger verduras de la mejor calidad posible. Mientras más sabor tengan éstas por sí mismas, más rico nos quedará el tian.

Resumiendo, puedo decir que es un plato estupendo. Aunque no es difícil de preparar, sí necesitamos disponer de algo de tiempo para distribuir pacientemente las verduras en el molde. Sin embargo, este pequeño esfuerzo bien vale la pena. Como recompensa, obtendremos un plato sencillo, aunque elegante y vistoso, ideal como guarnición o por qué no, como una cena ligera a base de verduras. Espero lo disfrutéis.

{Guardar & Imprimir Receta}

{In English}

This vegetable tian is a great way of cooking with summer vegetables such as aubergines, zucchini and tomatoes. Beautifully arranged in the dish, the result is a mouth-watering combination of flavors and scents that transports us to the Mediterranean, the south of France and its absolutely charming outdoor markets, offering fresh local produce along with other local products.

Even if I’ve been in France several times, I had never tasted this dish before. I must say, it’s lovely, so light and summery, a true delight :)) I encourage you to try it, whether it be in Southern France or simply at home!

{Save & Print the Recipe}

Por último, muchísimas gracias por vuestros mensajes de felicitación con motivo del segundo aniversario del blog. Cada uno de ellos me ha llegado al alma. Gracias :)))))

También quería agradeceros la buena acogida que ha tenido el sorteo. Son muchos los interesados y eso me reconforta. Ya sabéis que me ha hecho muchísima ilusión organizarlo y espero darle una pequeña alegría a los ganadores. ¡Suerte!

Nos vemos en unos pocos días. Tengo una lista enorme de recetas que ya llevan semanas esperando su turno para ver la luz ;-) Un beso bien grande. Sed felices.