Pastafrola de guayaba {El aroma de los recuerdos}

Creo que no me equivoco si afirmo que la guayaba es una de las frutas más aromáticas que existen. Su olor es intenso  e inconfundible, puedo advertirlo a metros y metros de distancia. Pensar en la guayaba me lleva irremediablemente a Cuba y a ciertos momentos de mi infancia. Las guayabas que recogía directamente del árbol en el pueblo de mi padre, los casquitos de guayaba que preparaba mi abuela Ana o las galletas con dulce de guayaba y queso crema que me comía para merendar…. Son recueros que me invaden con fuerza y que seguramente jamás me abandonen, a pesar de los años transcurridos. En mi más bien complicada y hasta dolorosa relación con la isla, esos modestos recuerdos son pequeños destellos de felicidad, cuando la vida era más dura y sencilla a la vez, y yo era tan sólo una niña que aún no conocía las preocupaciones de la vida adulta.

Y es que la guayaba no sólo huele rico, sino que también sabe bien. Creo recordar que la última vez que comí guayaba fue durante un viaje que hice a Brasil hace ya unos cuantos años. Me pregunto cuándo podré disfrutar de nuevo de esta maravillosa fruta tropical.

A falta de guayaba fresca, a veces cae en mis manos un poco de dulce de guayaba, que en Cuba se consume sobre todo con queso, ya que es bastante dulce, o para hacer dulces y pasteles. En España es posible encontrar mermelada o pasta de guayaba en tiendas latinoamericanas, por si os interesa buscarla. Este dulce de guayaba me lo trajo mi papá de Cuba, cuando estuvo por allá a principios de año. Lo tenía reservado para hacer unos pastelitos de hojaldre, todo un clásico de la pastelería criolla cubana.

Por otro lado, tenía ganas de hacer una crostata italiana. Había pensado hacerla con mermelada casera de fresas, cuando no sé bien cómo di con esta pastaflora de guayaba de Gabriela. Yo no lo sabía, pero en el blog de Gabriela me enteré que la pastaflora es una tarta típica de la gastronomía argentina, paraguaya y uruguaya y que puede venir rellena de dulce de guayaba, de membrillo, de boniato y cómo no, de dulce de leche (esta última opción la tengo que probar).

Ya tenía la masa de la tarta preparada, pero en ese mismo momento supe que mi crostata italiana iba a convertirse en una pastaflora argentina/paraguaya/uruguaya. La receta de la masa está tomada del maravilloso libro Limoncello and Linen Water, de Tessa Kiros.

Gabriela es una paraguaya que vive en México y tiene un blog muy lindo que os recomiendo visitar sin falta. Tiene unas recetas muy interesantes y su pastafrola de guayaba tiene una pinta estupenda :)

Si no podéis encontrar mermelada de guayaba, podéis preparar esta tarta con dulce de membrillo, muy utilizado en la repostería de toda Latinoamérica. Para ello, derretimos en una cazuela a fuego lento el dulce de membrillo, mezclado con un poco de agua, hasta obtener una consistencia más líquida aunque espesa. Y si no, podéis hacerla con cualquier tipo de mermelada o con dulce de leche.

Ya me contaréis qué tal ;-)

{Guardar & Imprimir Receta}

Pastafrola is a South American pastry, filled with guava or quince jam, sweet potato or even dulce de leche. It’s very popular in Argentina, Paraguay and Uruguay. I’ve made it with guava paste and what can I say…. I really liked it :)

The dough recipe comes from Tessa Kiros’ gorgeous book  Limoncello and Linen Water.

{Save & Print the Recipe}

Por aquí estamos disfrutando de unos cálidos días primaverales. No estoy fuera todo lo que me gustaría, pero salir a la calle, dar cortos paseos y estar en el parque con H&M es un verdadero placer. ¿Por qué no podemos tener este tiempo todo el año?

Feliz semana :)

Anuncios

28 thoughts

  1. Yo tampoco conozco la guayaba! Pero lo que cuentas me recuerda estos mismos sentimientos pero con el melocoton. En el verano ibamos a la vid de mi abuelo y para merendar subíamos al melocotonero para comer sus jugosos frutos.
    Estas entradas tuyas tan llenas de melanconia me tienen rendida…
    Un fuerte abrazo,
    Mglòria

  2. Que bonitos recuerdos y que delicia de dulce… yo probé la guayaba por vez primera en La Habana, y me quedé fascinada con su sabor combinado con el queso… que maravilla…

  3. En realidad las crostatas italianas y las pastafrolas argentinas son la misma cosa. Seguramente resultado de la enorme emigración italiana que con el tiempo adoptó como relleno los productos de esa nueva tierra.
    Aquí en España también se cultivan guayabas en la costa del sur de Granada, aunque no sé si resultarán iguales a las cultivadas en América.
    El pastel es precioso y todas las fotos son una delicia.
    Un besico.

  4. Ay Lena, parece que nos leemos el pensamiento. yo este fin de semana he preparado una costrata de ricotta con pasta frola tambien y aunque presentada de distinta forma y con distinto relleno coincidimos. Para mi el dulce de guayaba es excesivamente dulzón, yo es que soy mas bien tirando a acidilla. Las fotos y las flores como siempre preciosas. Bss

    Virginia “sweet and sour”

  5. Qué buena idea Elena! Tengo membrillo casero que hizo mi madre, y esta tarta me parece una opción ideal para utilizarlo y probar postres nuevos.

    Besos

  6. Ah Elena! tocaste mi punto débil, soy una apasionada de la guayaba y no me falta nunca pues me envian desde Miami, ahora mismo me trajeron de Brasil y cuando no me la traen la compro en una tienda que vende productos de Brasil, aunque modestia aparte la guayaba de Cuba me gusta más pero me conformo con la brasileña cuando no tengo la cubana. Enseguida copié la receta y la haré, yo lo que hago con bastante frecuencia son pastelitos de guayaba que le encantan a mis hijas. Cual no fue mi sorpresa hace poco que mi hija mayor fue a un pueblo a la casa de una amiga y sus padres (griegos que emigraron a Brasil y hace varios años regresaron a Grecia) tienen cuatro árboles de guayaba que dan guayaba, te imaginas? y me trajo una bolsa de guayabas que hacia años que no las veia, con un olor!!!!!! pues puse manos a la obra y prepare una mermelada DELICIOSA no me lo podia creer que pudieran darse guayabas en Grecia, claro que ese señor trajo parece ser algun esqueje de Brasil, lo plantó y el clima de la region era el adecuado y se le dio, ahora tengo hasta casquitos de guayaba que me mando tambien del pueblo. Bueno mi amiga,gracias de nuevo por la receta, un beso.

  7. Hola, Lena.
    Es tal cual lo decís: la pastafrola es la tarta argentina por antonomasia. Para la hora del té, para los mates, en un cumpleaños, como merienda rápida, como obsequio … no falta en ninguna panadería, almacén ni despensa. Incluso es común que la gente la venda como una confitura artesanal y casera, muy requerida por cierto.
    La de dulce de leche es más moderna. La tradición manda prepararla con dulce de membrillo y para quien no le gusta el membrillo, duce de batatas (boniatos) cuya textura es más untuosa que la del membrillo pero igual de sólida,
    Has logrado invadir el ambiente del frescor de las guayabas. Hay una canción que habla de ellas, ¿¿de quién es?? ¿Perales, Serrat, Luis Miguel???
    Afectuosamente.

  8. Hola Lena Idola!!! que bonita foto pusiste, sales muy linda!!!
    esta receta se ve divina, la verdad!!!! solo una consulta a tu paladar experto…. tengo una mermelada maravillosa de arandanos con franbuesa, que me regalo una amiga y que hizo con mucho amor. ¿como crees que quedará reemplazando la guayaba por este dulce? quedará apetitoso???
    un abrazo guapa!!

    1. Pues seguro que queda genial!!!!! Arándanos y frambuesa es una combinación estupenda, y más si la mermelada es casera. Ni te lo pienses!!!!
      Besos.

  9. Adoro la guayaba! y también me recuerda a Cuba. Allí la probé por primera vez en unos zumos maravillosos que desayunaba todos los días. Qué delicia debe ser esta pastafrola :) Un besazo

  10. Qué bonito post! No soy muy fan de las tartas de pasta frola aunque son siempre preciosas porque la masa me parece un poco pesada (y a veces, después de un par de días, incluso un poco rancia) pero tengo ganas de volver a probarla con tu receta sobretodo por la mermelada! Le daré otra oportunidad!

    A mí tu mermelada de guayaba me ha recordado a la mermelada de membrillo, del mismo color, que preparaba mi abuela para desayunar con tostadas de baguette pequeñitas y doradas en la parrilla… mmm… recuerdos!

  11. Ummm como me gusta la guayaba, lástima que en donde vivo no es poible comprarla, bueno a decir verdad hace unos cuantos meses las vi en una tienda naturista que hay cerca de mi casa, pero eran además de bastante caras(24€ por kilo) no tenían nada que ver con las que hay en Cuba, apenas olían a guayaba, pero bueno estoy segura que con otra mermelada quedará muy rica tambien.
    Saludos

  12. Tiene una pinta buenísima aunque me cuesta imaginar el sabor porque no he probdo nunca ni la guayaba ni el dulce de guayaba. Intentaré encontrarlo cuando vaya a Bilbao, que tengo localizada una tienda de productos latinoamericanos donde ya he comprado cosas inusuales por aquí otras veces.
    Un beso.

  13. ¡La guayaba, que delicia! A mi ciertamente también su olor y sabor evoca a mi memoria mi infancia, esas inolvidables “expediciones de fin de semana” al campo con mis padres, mi abuela y mis hermanos a buscar guayabas para que ellas luego se afanaran en la cocina haciendo mermelada de guayaba y casquitos (con queso, mmmm, que ricura) que tanto adora mi padre porque lo transportaba a su niñez en su amada Cuba.

    No sé qué ha pasado pero cada vez veo menos árboles de guayaba criolla en mi tierra, Panamá, y ahora lo que ha invadido los mercados es una guayaba taiwanesa de carne clara y a mi gusto bastante insípida.

    La pastafrola de primavera sueca te ha quedado maravillosa como todo lo que sale de tus manos Lena.

    Acá hacen unos calores de padre y señor que no dejan de desesperarme pero que soporto estoicamente cuando realizo que no obstante me permiten comer del mismo árbol guayabas rojas y fragantes y mangos anaranjados y de suntuoso sabor tropical de los que por cierto hace poco hice unas conservas que como dice mi padre ¡le zumban el mango! (valga la redundancia).

    Abrazos desde Panamá.

  14. Es una de mis tartas italianas favoritas, y con guayaba tiene que quedar muy bien… me gustaría probar una guayaba bien madura en su punto, pero me temo que tendré que esperar a algún viaje lejano jejeje
    Besos,
    Palmira

  15. Me encanta la guayaba, mi mami me enseñó a comerla cruda, cortada en rodajas y acompañada con miel y a veces queso fresco. Es una fruta que ni mi esposo ni mis hijos han aprendido a comer, creo que por las semillitas, así que cuando están de temporada las compro solo para mi, y no sabes cómo disfruto comiéndolas. Eso sí, aquí no son muy dulces, son amarillas por fuera y por dentro, por eso les ponemos miel. Nunca las he comido en mermelada, así que cuando salgan a la venta creo que me animaré a hacer mermelada y naturalmente a probar esta pasta frola, que se ve estupenda.

  16. Jajaja! porque si siempre hiciera bueno no lo valorariamos!

    Nunca he probado la Guayaba asi que tu receta me va genial para experimentar!

    Disfruta!

  17. Qué delicia! es muy cierto lo que comentas a distancia se huele la guayaba y es deliciosa precisamente hoy compré unas cuantas para hacer un agua fresca y mitigar los calores que ahora tenemos en esta época en Cozumel, ahora ya tengo otra opción y me apunto esta receta para probarla.
    besos

  18. La guayaba no la conozco pero seguro que estará riquísima. la pastaflora si que la conozco mi abuela hacia siempre unos pastelitos de pasta flora relleno de cabello de ángel y estaban riquísimos.
    Las fotos de las flores son preciosas, las del pastel también ehhhhh.
    Saludos

  19. Voy a hacer tu tarta, Elena. Te voy a decir una cosa… A mí me chiflan los guayabos. De hecho, tenemos un guayabero en la finca de mis padres. A menudo, cojo 2-3 para ponerlos en la cocina porque su aroma es embriagador para mí.
    Por cierto… sabes que me encanta tener un cachito de dulce de membrillo o de guayaba en casa? Es que me encanta poner cachitos pequeños en algunas ensaladas y, sobre todo, con queso… Ummmmmmmmmmm. Qué rico!!!!!!
    Besitosssssssssssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s