Mañana es Nochebuena {Tarta de clementinas, almendras y chocolate}

Mañana es Nochebuena y pasado, Navidad. Hemos puesto el árbol (finalmente), las estrellas iluminan las ventanas y en toda la casa se respira ambiente festivo por los cuatro costados, a pesar de la gripe que, tan inoportuna como siempre, ha decidido hacernos la visita.

La familia ha llegado de Suecia para celebrar con nosotros las fiestas, y la corona navideña que hice el otro día en el taller de Kinfolk y que toda orgullosa colgué en una de las paredes del salón todavía huele a bosque, a verde, a naturaleza en estado puro…

Adoro esta época, sobre todo si estoy en Madrid, donde el frío es mucho más llevadero que en Estocolmo y la nieve brilla por su ausencia (lo siento, es bonita, pero taaaan incómoda).

Aún le debo a mis hijos una buena hornada de galletas caseras, aunque un día de estos espero poder sentarnos juntos a la mesa  e inventarnos corazones, estrellas y demás motivos navideños con sabor a canela o jengibre.  Tiempo al tiempo, todo se andará.

Lo que sí he preparado para celebrar la llegada de mi familia fue esta maravillosa tarta de clementinas, almendras y chocolate. Aromática, espléndida, conquistó a todos nada más probarla gracias a su mezcla de sabores tan sugerente.

DSC_7865

Collage

Sólo es digo una cosa: tenéis que preparar esta tarta. La llevaba viendo en las páginas de Jerusalem, ese libro de Ottolenghi que tanto me gusta y del que os he hablado tantísimas veces. Podéis prepararla con clementinas, mandarinas o naranjas. Podéis cubrirla con chocolate o no, aunque a dúo con clementinas, el resultado sólo puede ir a mejor.

Collage 2

 

{Descargar la Receta en PDF}

DSC_7869

Y para terminar, os deseo de todo corazón una Feliz Navidad. Que estos días de fiesta vengan cargados de un disfrute sincero, de amor e ilusión por las pequeñas cosas. Sed felices y disfrutad como niños del espíritu navideño. Al final, esto es lo que más importa.