Receta: Crumble de chocolate y peras {Un postre reconfortante y sin complicaciones}

¡Buenos días!

Mañana de domingo…. ¡cómo me gustan! Aún no ha amanecido y en la casa reina el silencio. Estos momentos me saben a gloria, no sé si por el café tan rico que me acabo de tomar o por la quietud que inspira los sentidos … o por las dos cosas. Me he levantado bien temprano para aprovechar el día. ¡Son tantas las cosas que tengo pendientes y que nunca llevo a cabo! Este año me he prometido planificarme mejor, ser más eficiente y llevar a cabo unos cuantos cambios.

Crumble de chocolate y peras

CAMBIO es la palabra clave que he escogido para el 2014. Es la palabra que iluminará mi camino y le dará más coherencia a mis actos. Mi vida necesita más de una transformación y tengo que estar lista para recibirlas. Ya os iré contando… Este blog también va a cambiar, quiero renovar su imagen y darle un nuevo enfoque en cuanto a concepto y contenidos. Espero sea para bien, así que vosotros también seréis testigos de estos cambios.

Crumble de chocolate y peras

Hoy os traigo un postre ideal para esta época del año, cálido y reconfortante. Y lo mejor, muy, muy fácil de preparar. Es un postre sin complicaciones, para esas ocasiones en que necesitamos algo rápido y “resultón”. Este crumble de chocolate y peras cumple todos esos requisitos.

Crumble de chocolate y peras

La receta original lleva peras naturales, pero como tenía una lata de peras en conserva a punto de caducar, decidí utilizarlas en lugar de fruta fresca. En este caso reduje bastante la cantidad de azúcar a la hora de dorar las peras en la sartén. Así que si tenéis alguna lata de peras en la despensa, no dudéis en utilizarla para este postre. De esta forma, su elaboración resulta aún más sencilla. No tendréis ni que pelar la fruta.

Crumble de chocolate y peras

{Imprimir Receta}

Receta crumble

Crumble de chocolate y peras

El silencio ha terminado, al igual que mi momento de paz. Desde el estudio, oigo las voces de H&M, que se acaban de despertar y lo hacen llenos de energía, cantando y conversando como cotorras. Así que con vuestro permiso, me voy corriendo a verles. Ahora toca darles los buenos días, disfrutar de sus sonrisas y comérmelos a besos.

Feliz domingo.

PD: Y vosotros, ¿tenéis alguna palabra clave para este año? ¿Una palabra que resuma vuestras intenciones para el 2014? Contadme, me interesa mucho saberlo.