Una tarta de chocolate sublime {Bienvenido otoño}

Hoy ha llegado oficialmente el otoño y me cuesta creer que el verano haya llegado a su fin. Por ahora las tardes siguen siendo amables y cálidas, aunque se nota que el tiempo ha cambiado bastante. Pero no sólo el tiempo, también las rutinas y nosotros mismos….

Los baños matutinos en el mar,  los atardeceres en la playa y los juegos de cartas en familia hasta bien entrada la noche son ahora un mero recuerdo. Sin embargo, para mí son los preciados recuerdos de un verano que por muchas razones ha sido muy especial para mí y mi familia.

tarta de chocolate

Sospecho que como para muchos de vosotros, la vuelta a la rutina ha sido dura e implacable. Tanta descompresión no puede ser buena, digo yo ;-) Y aunque el cuerpo se va acostumbrando poco a poco a los nuevos ritmos y exigencias, yo sigo soñando en secreto con la vida sencilla y despreocupada del verano y el carácter sosegado y apacible del día a día estival.

tarta de chocolateSeptiembre es en casa un mes de celebraciones varias: cumpleaños, aniversario de bodas, por nombrar lo más importante. Es un mes que simboliza los nuevos comienzos, por lo que a mí siempre me ha gustado mucho. Un 19 de septiembre de hace 12 años aterricé en Madrid, siguiendo mi intuición y dispuesta a comenzar una nueva vida casi de cero y con más ilusión que otra cosa. Echando la vista atrás, fue una de las mejores decisiones que he tomado en la vida. La intuición casi nunca se equivoca; doy fe de ello.

tarta de chocolate

Y para celebrar el cumpleaños del señor de la casa y nuestro aniversario preparé una tarta de chocolate, por expreso deseo del cumpleañero y de mi hija Maia, que a sus cinco años es una gran amante del chocolate.

Os aseguro que es una tarta extraordinaria: intensa y jugosa. Sublime, sin más.

Si os gusta el chocolate, no dejéis de hacerla. Os la recomiendo.

tarta de chocolate

{Imprimir Receta}

tarta de chocolate

Por último, que tengáis todos una estupenda semana. Prometo volver pronto con recetas y novedades. Estoy ocupada dándole forma a un nuevo proyecto, que me tiene muy ilusionada. Más adelante os daré más detalles, pero por ahora sólo puedo decir que mi intuición tiene mucho que ver también esta vez. De ahí mi silencio todo este tiempo, aunque intentaré publicar semanalmente, pues el otoño es una época maravillosa para la cocina, con productos de temporada que me entusiasman mucho.  Del otoño lo celebro todo, hasta la lluvia y el mal tiempo. Bienvenido sea.

PD: Por cierto, para los que vivan en Madrid y alrededores, no sé si sabéis que este sábado 27 de septiembre abre sus puertas el Mercado de Productores en la plaza del Matadero, el mayor mercado de venta directa en la capital. Es una iniciativa que intenta recuperar el amor por la alimentación tradicional y los productos locales y de temporada. Yo no me lo pienso perder, el sábado por la mañana estaré por allí, sobre todo porque vivo al lado :) ¡Qué suerte la mía!

tarta de chocolate

 

Una tarta de fresas muy sencilla

¡Qué gusto estar en Madrid en esta época del año! Estamos a finales de febrero (exactamente en el último día de mes) y la primavera ya se respira en el ambiente. Los almendros han comenzado a florecer, de momento de forma tímida y casi imperceptible, pero las primeras flores ya están ahí. El otro día, mientras íbamos con H&M al colegio, que se encuentra a unos 10-15 minutos andando, vimos los primeros brotes. Se pusieron locos de contentos, y yo también. Hicimos el resto del camino mirando hacia arriba, descubriendo los pájaros que nos acompañaban en nuestra ruta matutina y buscando más flores y brotes.

En momentos así, siempre me acuerdo de Estocolmo y su invierno interminable. A estas alturas, la estación más gélida del año todavía está en todo su apogeo y aún queda mucha nieve por caer, así que poder contemplar los almendros de mi barrio en el mes de febrero es para mí un verdadero milagro. Un regalo del que no todos son plenamente conscientes.

Por otro lado, las cajas de fresones también han comenzado a aparecer en mercados y fruterías, y aunque todavía no estamos en plena temporada y por ese motivo el sabor de la fruta a menudo deja bastante que desear, me resulta difícil no llevarme a casa una de esas cajas. Por eso, me parece el momento ideal para utilizar las fresas en tartas y postres, como la tarta que os traigo hoy. Es de las recetas más sencillas que he publicado, se hace en  5 minutos, y el resultado, exquisito. Tiene una textura interesante, una superficie crujiente, y en cuanto al sabor, las fresas son las protagonistas.

{Guardar & Imprimir Receta}

receta

A mí me quedó demasiado tostada, por eso sale un poco oscurita. Tenía que haber estado más pendiente y haberla tapado con papel de aluminio, pero no llegué a tiempo…. En cualquier caso, que este detalle no os eche para atrás. A mí me gustó muchísimo y os la recomiendo sin falta.

Es todo por ahora, queridos míos. Espero os haya gustado la receta de hoy.

Es viernes, para mí el mejor día de la semana, y os deseo que tengáis un estupendo finde. A ver si el sol hace acto de presencia y nos regala unos días sin lluvia ni cielos encapotados. Pero si no tenéis tanta suerte y por vuestra tierra llueve, nieva o relampaguea, recordad ser, ante todo, muy felices. A pesar del tiempo y todos los pesares.

Tarta de manzana con azúcar y base de brioche

Buenos días, queridos míos. ¿Qué tal la semana?

Hoy os traigo una tarta de manzana más…. sé que he publicado unas cuantas, pero a mí me resultan irresistibles, lo sabéis. Sin embargo, ésta es una tarta un tanto diferente. Tiene una base tipo brioche, lo cual la convierte en algo parecido a un pan dulce cubierto de manzana caramelizada. Toda una delicia, ideal para los niños que no se atreven con las tartas. Es el caso de Hugo, creo que no ha probado una tarta en la vida, sólo come bizcochos, bollos y cosas así, pero jamás una tarta. De ésta H&M se comieron más de un trozo, doy fe.

Esta tarta la llevamos a casa de unos amigos que nos habían invitado a merendar el domingo pasado. Llevábamos tiempo sin vernos, ellos tienen tres niños pequeños (gemelos de 3 años y otro de 2), por lo que pensamos que mejor traíamos nosotros algo para acompañar el café. Con niños tan pequeños no siempre tienes tiempo de preparar nada. Sólo piensas en descansar y dormir siempre que se pueda.

DSC_8204-2

La tarta fue todo un éxito pues gustó mucho tanto a niños como mayores. Creo que todos repetimos trozo :-)

DSC_8227

La receta la encontré en el último libro de Clotilde Dusoulier, The French Market Cookbook. Clotilde es la editora de Chocolate and Zucchini, uno de los primeros blogs de cocina que comencé a seguir hace años, así que es un “personaje” al que le tengo cierto cariño, digámoslo así… Por aquella época descubrí sin querer el universo de los blogs gastronómicos y sucumbí a su hechizo. Recuerdo  cómo boquiabierta, descubría cada día blogs que me dejaban fascinada, tanto por la variedad de recetas, la presentación de los platos, la fotografía y en algunos casos, las historias personales de sus creadoras. Quedé cautivada y aunque hoy en día mi pasión por los blogs de cocina es más sosegada y ya me sorprendo menos, la inmensa creatividad y talento que inundan la red jamás podrá dejarme indiferente.

{Imprimir & Guardar Receta}

Receta

Bueno, a lo que iba, éste es un libro bastante recomendable. Todas sus recetas son vegetarianas y está inspirado en los maravillosos mercados franceses (oh, ¡qué recuerdos tengo de algunos marchés!), rebosantes de frutas, verduras y productos artesanales imposibles de resistir. El libro está dividido por estaciones, un enfoque que siempre agradezco para poder orientarme mejor con los productos de temporada. Con tanta globalización a veces pierdo la noción de las cosas….

DSC_8242

Hoy Madrid ha amanecido gris y lluvioso…como casi toda la semana. Un día ideal para estar en casa, tomarlo todo con mucha calma, cocinar algo sabroso o hacer una tarta de éstas….Venga, que no os dé pereza. Vuestra familia os lo agradecerá infinitamente.

Buen fin de semana y sed muy felices.

Mañana es Nochebuena {Tarta de clementinas, almendras y chocolate}

Mañana es Nochebuena y pasado, Navidad. Hemos puesto el árbol (finalmente), las estrellas iluminan las ventanas y en toda la casa se respira ambiente festivo por los cuatro costados, a pesar de la gripe que, tan inoportuna como siempre, ha decidido hacernos la visita.

La familia ha llegado de Suecia para celebrar con nosotros las fiestas, y la corona navideña que hice el otro día en el taller de Kinfolk y que toda orgullosa colgué en una de las paredes del salón todavía huele a bosque, a verde, a naturaleza en estado puro…

Adoro esta época, sobre todo si estoy en Madrid, donde el frío es mucho más llevadero que en Estocolmo y la nieve brilla por su ausencia (lo siento, es bonita, pero taaaan incómoda).

Aún le debo a mis hijos una buena hornada de galletas caseras, aunque un día de estos espero poder sentarnos juntos a la mesa  e inventarnos corazones, estrellas y demás motivos navideños con sabor a canela o jengibre.  Tiempo al tiempo, todo se andará.

Lo que sí he preparado para celebrar la llegada de mi familia fue esta maravillosa tarta de clementinas, almendras y chocolate. Aromática, espléndida, conquistó a todos nada más probarla gracias a su mezcla de sabores tan sugerente.

DSC_7865

Collage

Sólo es digo una cosa: tenéis que preparar esta tarta. La llevaba viendo en las páginas de Jerusalem, ese libro de Ottolenghi que tanto me gusta y del que os he hablado tantísimas veces. Podéis prepararla con clementinas, mandarinas o naranjas. Podéis cubrirla con chocolate o no, aunque a dúo con clementinas, el resultado sólo puede ir a mejor.

Collage 2

 

{Descargar la Receta en PDF}

DSC_7869

Y para terminar, os deseo de todo corazón una Feliz Navidad. Que estos días de fiesta vengan cargados de un disfrute sincero, de amor e ilusión por las pequeñas cosas. Sed felices y disfrutad como niños del espíritu navideño. Al final, esto es lo que más importa.

 

Una tarta de boletus y otra de ciruelas {por lo feliz que soy de estar aquí}

El otoño es una época magnífica para estar en Madrid. Me gusta el tiempo que hace, la luz que inunda las calles, el cielo azul celeste que rara vez se encapota y el frío intenso de sus mañanas….En Madrid ver llover me produce una inmensa alegría, aunque ya sé que no todos la comparten…Pero a mí me gusta y llueva o no, me siento feliz de estar aquí.

Y es que en esta época del año no puedo no acordarme de Suecia y de sus otoños nórdicos. Por mucho que me guste esta época del año y la espléndida paleta de colores que la caracteriza, recuerdo haber vivido aquellos otoños con cierta ansiedad y la ligera aunque insistente sensación de que lo peor aún está por llegar, en forma de más frío, oscuridad y ventiscas de nieve.  Aquí me he liberado de esos presentimientos, lo cual me permite disfrutar del frío con gusto y sin sobresaltos. Sé que ni el otoño ni el invierno madrileños van a resultar tan severos y que ninguna tormenta de nieve va a quitarme las ganas de salir a la calle.

Y para celebrar el otoño os traigo dos tartas que espero os gusten. La primera, es una tarta de patatas y setas, adaptada del libro La Tartine Gourmande. La he hecho varias veces y siempre con mucha aceptación por parte de los comensales. Para prepararla en esta ocasión he utilizado boletus, pero la podéis hacer de cualquier otro tipo de setas o usar una mezcla de las variedades que más os gusten. En cuanto al queso,  la he hecho tanto con queso de cabra como con queso azul, y en ambos casos queda el resultado es excelente. Es una tarta ideal para las cenas de fin de semana, os la recomiendo, y mucho.

Y para el postre os traigo una deliciosa tarta de ciruelas. Me encantan las tartas y postres con ciruela, casi tanto como las de manzana. Esta tarta la publicó hace poco Deb Perelman en su blog Smitten Kitchen  y en cuanto la vi la anoté en mi lista de pendientes. Es una tarta sencilla, rápida de preparar y puede que a simple vista no parezca gran cosa… Sin embargo, desde el primer bocado descubrimos una textura diferente, jugosa y crujiente a la vez, y un sabor entre dulce y ácido, tan característico de los postres con ciruela… En pocas palabras, es una delicia de tarta, que se prepara sin complicaciones y que tenéis que probar sin lugar a dudas.

La tarta gana con horas de reposo, por lo que el día después está más rica y jugosa. Doy fe. Aunque os aseguro que el mismo día también está riquísima.

{Descárgate la receta en pdf}

{Descárgate la receta en pdf}

Bueno, es todo por hoy. Espero os hayan gustado las dos propuestas. Ya me contaréis qué os han parecido.

Os deseo un feliz martes y una estupenda semana. Disfrutad del otoño (o la primavera,si es lo que toca) y sed muy felices.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.358 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: